“PA­RA MI LO MÁS IM­POR­TAN­TE ES MI HI­JA”

La Cuarta - Solo para Reinas - - PORTADA - Por Pa­lo­ma Mi­ran­da

La ex miss Chi­le nos cuen­ta có­mo aco­mo­da su vi­da pro­fe­sio­nal con su la­bor de ma­dre y en­tre­ga al­gu­nos con­se­jos de be­lle­za bá­si­cos pa­ra aque­llas mu­je­res que no tie­nen tan­to tiem­po pa­ra ir al gim­na­sio. Ade­más, re­ve­la un se­cre­to im­per­di­ble pa­ra que el ca­be­llo crez­ca rá­pi­do y bri­llan­te.

La ex miss Chi­le Ca­mi­la Recabarren, nos cuen­ta que ha te­ni­do un año muy mo­vi­do con su par­ti­ci­pa­ción en el ma­ti­nal Mu­je­res Pri­me­ro, de La Red, con sus even­tos y tam­bién co­mo ros­tro del Desafío Re­xo­na. En es­te úl­ti­mo re­co­rren di­fe­ren­tes lu­ga­res, co­lo­can­do un va­so de agua con tin­ta, ta­pa­do con un gé­ne­ro un­ta­do con en el des­odo­ran­te, y que dan vuel­ta so­bre un ob­je­to per­so­nal muy va­lo­ra­do. En su caso pu­so su co­ro­na, la que di­ce “se une mu­cho al te­ma de mi hi­ja, por­que sa­lí miss Chi­le y al po­co tiem­po fui ma­má. Fue un año muy lin­do el 2012 a pe­sar de que fue du­ro por el tra­to de los me­dios, pe­ro el sig­ni­fi­ca­do que tu­vo pa­ra mí fue enor­me. Sa­có lo po­si­ti­vo y fue un apren­di­za­je enor­me”, di­ce.

Es­ta rei­na de to­mo y lo­mo nos cuen­ta que, al igual que pa­ra mu­chas ma­más, se re­par­te el tiem­po en­tre su hi­ja, el tra­ba­jo y el cui­da­do per­so­nal.

“Yo no soy de San­tia­go y acá es­toy con mi pri­mo Joa­quín que, ade­más de ser mi ma­na­ger, me ayu­da a cui­dar a mi hi­ja, nos tur­na­mos pa­ra co­ci­nar y esas co­sas. Pa­ra mí lo más im­por­tan­te es mi hi­ja y hay ve­ces que no pue­do ir a even­tos, pe­ro lo im­por­tan­te es aco­mo­dar­se en el día a día, por­que no quie­ro lle­gar a ma­yor y de­cir ‘pu­cha, pa­ra qué fui ma­má’, así que tra­to de aco­mo­dar mi ru­ti­na, pa­ra que no se trans­for­me en una ex­cu­sa pa­ra no cre­cer en lo pro­fe­sio­nal”, cuen­ta la rei­na.

Agre­ga que pa­ra cui­dar su be­lle­za no es muy de usar pro­duc­tos ca­ros, sino que se preo­cu­pa de usar cre­ma hi­dra­tan­te, sa­car­se el ma­qui­lla­je to­dos los días en la no­che, y si bien no ha­ce die­tas, tra­ta de co­mer sano lo más que pue­de.

“Aho­ra es­toy apli­can­do un se­cre­to de be­lle­za bue­ní­si­mo que ace­le­ra el cre­ci­mien­to del ca­be­llo. De­jo una ce­bo­lla en un sham­poo por unos 15 días pa­ra que se mez­clen los olo­res y me la­vo el pe­lo con eso. El cam­bio es in­creí­ble”, de­ja de ya­pa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.