LA BRA­SI­LE­ÑA QUE SE TO­MA UCV

WEIRMANN ES UNA MO­DE­LO TOP DE BRA­SIL QUE DE­CI­DIÓ VIA­JAR A CHI­LE PA­RA CON­TI­NUAR EN SU CA­RRE­RA E IN­CUR­SIO­NAR EN LA TV. LA MA­NI­QUÍ HA­BLA DEL PRO­GRA­MA JUN­TO AL “PO­LLO’’ VALDIVIA, DE SU PRO­YEC­TO PE­RIO­DÍS­TI­CO Y DE MODA.

La Cuarta - Solo para Reinas - - SOLO PARA REINAS - BE­NI­TO D’ P. OURCILLEÓN www.la­cuar­ta.com

El “Po­llo’’ Valdivia es de esos ani­ma­do­res pro­duc­to­res que tie­ne un ol­fa­to in­fa­li­ble a la ho­ra de es­co­ger pa­ne­lis­tas. Sim­pá­ti­cas, in­te­li­gen­tes, ju­gue­to­nas, con gla­mour y con la chis­pa que se re­quie­re pa­ra en­tre­te­ner a un te­le­vi­den­te has­ta las al­tas ho­ras de la no­che. En­tre sus mu­sas fi­gu­ran Fla­via Fu­ce­nec­co y Gi­se­lle Go­mez Ro­lón. En po­co tiem­po, am­bas ya es­ta­ban en las re­des so­cia­les y tren­ding to­pic en más de una oca­sión, lo que les lle­vó a dispu­tar, aun­que sin éxi­to, el ce­tro del Fes­ti­val de Vi­ña del Mar. El só­lo he­cho de lle­gar allí fue obra del pro­pio Juan Car­los Valdivia y su ojo de lin­ce.

En la ac­tua­li­dad ya co­mien­za a fluir so­la en el pro­gra­ma Nes­sun Dor­ma Le­ti­cia Wier­mann, una be­lla bra­si­le­ña, que fue por­ta­da de la re­vis­ta Play Boy del país ca­rio­ca y que aho­ra no pa­ra de re­ci­bir elo­gios por su sim­pa­tía y ra­pi­dez a la ho­ra de en­trar en con­ver­sa­cio­nes lú­di­cas pa­ra no de­jar a na­die que en­tre a la eta­pa del dor­mir.

¿Pe­ro quién es? Es una pe­rio­dis­ta, que tra­ba­jó en Red Glo­bo, Red Ban­dai­ran­tes, Fox Sports y mo­de­lo con­sa­gra­da en su país que ya, ha­ce dos años, de­ci­dió pro­bar suer­te en Chi­le más allá de las pa­sa­re­las ver­de ama­re­las y ale­ja­da del pa­pel couché. “Me ha­bla­ron muy bien de acá y me han aco­gi­do tal cual co­mo me lo se­ña­la­ron’’, se­ña­la Le­ti­cia, quien es ma­ni­quí pa­ra va­rias mar­cas, en­tre ellas, Best West, re­fe­ren­te en el mer­ca­do del jeans femenino.

¿Es­to de la te­le­vi­sión lo ves co­mo un fu­tu­ro prós­pe­ro en Chi­le?

-Me gus­ta mu­cho. De he­cho, soy pe­rio­dis­ta de moda y de­por­tes. Y el fút­bol es mi pa­sión y me en­can­ta­ría ter­mi­nar en el ru­bro de­por­ti­vo. Lo de las pan­ta­llas lo lle­vo en la san­gre. Mi pa­dre y ma­dre son pre­sen­ta­do­res de te­le­vi­sión.

Pe­ro aho­ra es­tás con el “Po­llo’’ y ha­blar te­mas co­ti­dia­nos es más va­ria­do...

-El “Po­llo’’ me ha ayu­da­do mu­cho y es­toy fe­liz en el Nes­sun Dor­ma. Lle­vo dos me­ses allí. Es un pro­gra­ma en­tre­te­ni­do y se pue­de con­ver­sar de las co­sas que a uno mis­mo le su­ce­de en to­do ám­bi­to. Sin em­bar­go, el te­ma del pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo me to­ca mu­cho. Co­mo bra­si­le­ña, el ba­lón pie es al­go que me fas­ci­na y es­tar fren­te a las cá­ma­ras ha­blan­do so­bre eso se­ría in­creí­ble. Un sue­ño.

Bueno, tam­bién se­ría un sue­ño pa­ra los en­tre­vis­ta­dos, ja­ja­ja.

-Gra­cias. Pe­ro pa­ra al­gu­nos pue­do ser­lo y pa­ra otros no.

¿Al igual que Gi­se­lle y Fla­via te gus­ta­ría ser can­di­da­ta a Rei­na de Vi­ña con to­dos esos atri­bu­tos que tie­nes?. Po­drías ge­ne­rar muy bue­na re­cep­ción de la pren­sa, que es la que vo­ta…

-Se­ría muy lindo. Tie­nen que in­vi­tar­me, eso sí. Pe­ro hay que tra­ba­jar y ga­nar­se el es­pa­cio. Por aho­ra es­toy de­di­ca­da 100% al mo­de­la­je acá y al pro­gra­ma.

Per­fec­to, Le­ti­cia. Y a pro­pó­si­to del mo­de­la­je, ¿qué es lo que la lle­va en la ro­pa aho­ra co­mo pa­ra dar­le un con­se­jo a nues­tras rei­nas?

-Mi­ra, el jeans nun­ca va a des­en­to­nar con na­da en nin­gu­na par­te del mun­do. Sin em­bar­go, creo que en la ac­tua­li­dad es­te ti­po de te­las se ven muy bien en co­lor pas­tel, y pa­ra acom­pa­ñar­lo, una blu­sa o po­le­ra de tono bá­si­co (ne­gro, ro­jo o blan­co). En cuan­to a za­pa­to, lo mis­mo, una za­pa­ti­lla tra­di­cio­nal no fa­lla. Blan­ca, mu­cho me­jor. Y en za­pa­to el “es­ti­le­to’’ no pue­de fal­tar. Se tra­ta de un cal­za­do fino, ti­po “rei­na’’ con ta­co agu­ja. Pa­ra cuan­do más lle­gue el ca­lor, se re­quie­ren co­lo­res ale­gres, es­pe­cial­men­te el ro­sa mi­le­nium y usar ro­pa li­ge­ra.

Ah, ¿igual le pe­gas a es­to, ah?

-Ob­vio, en to­do lo que ha­go tra­to de es­me­rar­me pa­ra que sal­ga lo me­jor.

Por lo me­nos en Chi­le par­tis­te co­mo avión y de a po­co te vas con­sa­gran­do en la te­le. Mu­cha suer­te si te de­ci­des en ir a Vi­ña. ¡Dile al “Po­lli­to’’!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.