HI­GIE­NE

La Cuarta - Vida sana - - CORAZÓN CONTENTO -

■ Aquí la pre­mi­sa es ni­ños lim­pios, pe­ro no es­té­ri­les. Lo mis­mo se po­dría de­cir del en­torno. ■ Los ni­ños que cre­cen en un am­bien­te ex­ce­si­va­men­te lim­pio tie­nen mu­chas más po­si­bi­li­da­des de su­frir al­gún ti­po de aler­gia, ya que su sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio ne­ce­si­ta unas mí­ni­mas do­sis de gér­me­nes pa­ra es­tar ac­ti­vo y sano. ■ Un po­co de su­cie­dad pue­de ser bueno por­que mien­tras los be­bés ex­plo­ran su al­re­de­dor, su sis­te­ma in­mu­ne se en­tre­na pa­ra re­co­no­cer a los ver­da­de­ros agen­tes in­fec­cio­sos y su cuer­po se va po­blan­do de bac­te­rias ami­gas que pro­te­ge­rán y ayu­da­rán a tra­ba­jar a su cuer­po. ■ Es muy pro­ba­ble que el ex­ce­so de pro­tec­ción de los ni­ños fren­te a su en­torno sea la cau­sa del au­men­to de las aler­gias, las der­ma­ti­tis y al­gu­nas en­fer­me­da­des del sis­te­ma in­mu­ne.

■ A la fal­ta de en­tre­na­mien­to o in­ma­du­rez del sis­te­ma in­mu­ne se atri­bu­ye, en bue­na par­te, que las aler­gias a ali­men­tos pa­sa­ran en­tre 1992 y 2005 de afec­tar de un 6% a un 15% de los ni­ños; que la der­ma­ti­tis ató­pi­ca ha­ya au­men­ta­do de un 5% a un 11% y que las aler­gias res­pi­ra­to­rias ha­yan pa­sa­do de un 75% a un 80%. ■ La dis­mi­nu­ción de la bio­di­ver­si­dad bac­te­ria­na en el cuer­po hu­mano tam­bién po­dría in­fluir en otras en­fer­me­da­des re­la­cio­na­das con el sis­te­ma in­mu­ne, co­mo la dia­be­tes o la obe­si­dad, en­tre otras. ■ Por lo tan­to, no se tra­ta de no ser lim­pios o des­cui­dar la hi­gie­ne cor­po­ral o am­bien­tal, pe­ro no se pue­de tra­tar de es­te­ri­li­zar o de ser asép­ti­cos por com­ple­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.