ha­cer ejer­ci­cios en la ter­ce­ra edad

La Cuarta - Vida sana - - BENEFICIOS DE -

La prac­ti­ca de ejer­ci­cios en la ter­ce­ra edad es muy be­ne­fi­cio­sa pa­ra el or­ga­nis­mo. Por ello, Joa­na Mo­li­na, ki­ne­sió­lo­ga je­fe del Hospital de Ur­gen­cia Asis­ten­cia Pú­bli­ca, nos en­tre­ga al­gu­nas cla­ves pa­ra que los abue­los, abue­las y fa­mi­lia­res, to­men en cuen­ta a la ho­ra de rea­li­zar al­gu­na actividad fí­si­ca:

La ca­li­dad del hue­so, la fuer­za mus­cu­lar, la elas­ti­ci­dad, el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co o la efi­ca­cia car­dio res­pi­ra­to­ria me­jo­ran con­si­de­ra­ble­men­te.

Au­men­ta la me­mo­ria y re­du­ce el ries­go de su­frir de­pre­sión, an­sie­dad o es­trés. El ejer­ci­cio dis­mi­nu­ye el ries­go de pa­de­cer cual­quier ti­po de de­men­cia en la ve­jez y pue­de re­du­cir has­ta en un 40 por cien­to el ries­go de mor­ta­li­dad por en­fer­me­dad car­dio­vas­cu­lar.

Me­jo­ra la com­po­si­ción cor­po­ral y ayu­da a con­tro­lar la ten­sión.

Jun­to a una die­ta car­dio­sa­lu­da­ble, re­du­ce el ries­go de con­traer dia­be­tes ti­po 2.

En per­so­nas que pre­ci­san ayu­da pa­ra rea­li­zar las ta­reas de la vi­da co­ti­dia­na, la prác­ti­ca de un ejer­ci­cio fí­si­co me­jo­ra su con­su­mo má­xi­mo de oxí­geno y les ha­ce ga­nar in­de­pen­den­cia.

Dis­mi­nu­ye las ci­fras de co­les­te­rol en la san­gre y la grasa to­tal del cuer­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.