ICARDI A SU AMI­GO MAXI CON­TÓ CÓ­MO LE­VAN­TÓ A WANDA

La Cuarta - - MI BARRIO POP -

Si hay una his­to­ria pe­lo­te­ra que es dig­na de te­le­se­rie me­xi­ca­na, esa es la le­van­ta­da de pier­na que le pe­gó Mauro Icardi a su ex ami­go Maxi Ló­pez, cuan­do en una má­gi­ca ju­ga­da se que­dó con su se­ño­ra, Wanda Na­ra.

Si bien ha pa­sa­do har­ta agua ba­jo el puen­te y to­dos co­no­cen de­ta­lles de có­mo ha se­gui­do ade­lan­te la re­la­ción, lo que po­cos ca­cha­ban era có­mo se ha­bía da­do el mo­men­to exac­to en don­de Maxi pa­só a pér­di­da con el que era su ami­go del al­ma.

Aho­ra, la his­to­ria sa­lió a la luz y el en­car­ga­do de con­tar­la en pri­me­ra per­so­na fue el pro­pio Icardi, quien lan­zó su au­to­bio­gra­fía y de­jó un ca­pí­tu­lo com­ple­to pa­ra su his­to­ria de amor.

“El día pre­vio a ir­me a una gi­ra de amis­to­sos in­ter­na­cio­na­les en los Es­ta­dos Uni­dos, re­ci­bí un men­sa­je de Wanda. Me sor­pren­dió, por­que yo ge­ne­ral­men­te ha­bla­ba con Maxi, no con ella. Me pi­dió si po­día com­prar­le un nue­vo iPad en Es­ta­dos Uni­dos, por­que aún no ha­bía lle­ga­do a Ita­lia. Ese epi­so­dio, sin em­bar­go, me hi­zo pen­sar. ¿Ella real­men­te que­ría la ta­blet o es­ta­ba bus­can­do una ex­cu­sa pa­ra po­ner­se en con­tac­to con­mi­go?”, co­men­zó sol­tan­do Icardi en su li­bra­co, que al con­tra­rio del co­mún de los mor­ta­les es, cla­ra­men­te, un ca­ba­lle­ro con har­ta me­mo­ria.

¿Eso no más? Tran­qui­lo, cam­peón. Es que el go­lea­dor ca­cha­ba que se ve­nía un gol en área chi­ca y con su buen ol­fa­to si­guió ade­lan­te con la pu­ña­la­da pa­ra el Maxi, su bro­der cor­ne­lio.

“Cuan­do vol­ví a Mi­lán, una de las pri­me­ras co­sas que hice fue re­en­con­trar­me con Wanda. Te­nía que dar­le el nue­vo iPad, era la ex­cu­sa per­fec­ta. Nos en­via­mos men­sa­jes de tex­to mu­chas ve­ces y en esos días em­pe­za­mos a ha­blar con un po­co más de li­ber­tad. Ella me es­cri­bió: ‘Mauro, no­so­tros (ella y Maxi) va­mos a ir a dar un paseo por las Is­las Eo­lias con Gon­za­lo Ber­ges­sio y su es­po­sa. ¿Que­rés ve­nir con no­so­tros?’ Cla­ro que sí, le di­je. Cuan­do es­ta­ba so­lo en el se­gun­do pi­so del bar­co des­can­san­do y es­cu­chan­do un po­co de reg­gae, de re­pen­te vino Wanda y se sen­tó al la­do mío sin nin­gu­na ver­güen­za. En ese mo­men­to, su re­la­ción con Maxi Ló­pez es­ta­ba ter­mi­nan­do”, ce­rró el de­lan­te­ro del In­ter y com­pa­ñe­ro de Me­del.

Si bien es­to ar­mó po­lé­mi­ca, lo que más tiró hu­mo al otro la­do de la cor­di­lle­ra fue la res­pues­ta de Icardi contra Ma­ra­do­na, lue­go de que el Die­go sol­ta­rá que “de los trai­do­res no ha­blo”, una vez que se le con­sul­tó por la ci­ta­ción del ca­pi­tán del In­ter a la Al­bi­ce­les­te.

“Ma­ra­do­na fue un gran­dio­so ju­ga­dor, uno de los más gran­des del mun­do, pe­ro cuan­do ha­bla sus pa­la­bras son de mal gus­to. No es ejem­plo pa­ra na­die”, le ce­rró la ña­ta al gua­tón.

su au­to­bio­gra­fía con no lo ci­tan a la Al­bi­ce­les­te, lan­zó po­lé­mi­ca en Ar­gen­ti­na por­que Cho­ca­pic!

El de­lan­te­ro, que si­gue en la al la­do mío” y ¡paf, na­ció

“De re­pen­te vino y se sen­tó sa­bro­sos de­ta­lles de su pa­ta­ne­gris­mo:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.