¡Quie­ren po­ner­les el la­zo a es­tos “To­ri­tos”!

Sub­se de Trans­por­tes pide que usua­rios de ca­rros chi­nos ten­gan li­cen­cia de con­du­cir mo­tos

La Cuarta - - PAÍS - BELÉN MU­ÑOZ @la­cuar­ta_­be­len

Jo­sé Trai­pe (54) lle­va 30 años con su ca­rri­to de mo­te con hue­si­llo. Pe­ro de tan­to pe­da­lear por Pe­dro Agui­rre Cer­da las pier­nas ya no le dan. Por es­ta ra­zón, ha­ce cua­tro me­ses de­ci­dió com­prar­se un “to­ri­to”.

Pa­ra que ca­che, se tra­ta de los tri­ci­clos eléc­tri­cos, que son ca­da vez más co­mu­nes en las ca­lles de San­tia­go. La ma­yo­ría de las per­so­nas que lo usan son adul­tos ma­yo­res, per­so­nas que tra­ba­jan en las di­fe­ren­tes fe­rias al ai­re li­bre y ven­de­do­res.

Pa­tri­cio Me­na, je­fe de ven­tas de “El Rey de las Bi­ci­cle­tas”, ubi­ca­do en San Die­go 911, se­ña­ló a La Cuar­ta que a par­tir “de di­ciem­bre del año pa­sa­do se ven­den to­das las se­ma­nas es­tos tri­ci­clos. Hay mu­chos que se lo lle­van a re­gio­nes. Han com­pra­do des­de Te­mu­co a Ari­ca”.

¿El pre­cio? Pue­den ir des­de las 800 lu­cas has­ta el mi­llón cien, aun­que to­do de­pen­de del mo­de­lo y el mo­tor que se eli­ja.

Jo­sé con­tó que lo más le­jos que ha lle­ga­do con su nue­vo trans­por­te es a To­ba­la­ba. “Aun­que creo que da has­ta 150 ki­ló­me­tros, pe­ro pre­fie­ro ir de a po­co. Igual, pa­ra mí es ideal, por­que ya era com­pli­ca­do pe­da­lear a ca­da ra­to. Ade­más, tam­bién lo uso pa­ra ir al par­que con la fa­mi­lia”, re­la­tó.

La gra­cia de es­tos vehícu­los es que, co­mo no se ne­ce­si­ta com­bus­ti­ble, só­lo lo car­ga y lis­to.

“Aho­rro har­to. Só­lo cuan- do se me aca­be la ba­te­ría, que se su­po­ne du­ra dos años, ten­dré que gas­tar cer­ca de 150 mil pe­sos. Gas­ta­ré un po­co en la cuen­ta de luz, pe­ro más que eso no”, re­ve­ló Jo­sé.

Me­na sol­tó que es­tos “to­ri­tos”, que son fa­mo­sos en Chi­na y otros paí­ses asiá­ti­cos, pue­den aguan­tar has­ta 500 ki­los y fun­cio­nan con ba­te­rías. “En el ta­ble­ro, que va don­de es­tá en ma­nu­brio, se in­di­ca la car­ga má­xi­ma. Tie­ne cin­co lu­ces y és­tas se apa­gan gra­dual­men­te cuan­do se va a des­car­gar. Tam­bién tie­ne ace­le­ra­dor, freno y re­ver­sa”, ase­gu­ró.

PO­LÉ­MI­CA

Aun­que son ca­da vez más ma­si­vos, igual en las úl­ti­mas se­ma­nas se ge­ne­ró una po­lé­mi­ca por la po­ca re­gu­la­ción que exis­te de es­tos tri­ci­clos.

Por es­ta ra­zón, el sub­se­cre­ta­rio de Trans­por­tes, Cristián Bo­wen, ase­gu­ró al dia­rio pop que no es lle­gar y su­bir­se co­mo si na­da a es­tos vehícu­los.

“Es­te ti­po de mo­tos es­tán ca­ta­lo­ga­dos co­mo mo­to­ci­cle­tas. Por es­ta ra­zón, ha­ce­mos el lla­ma­do a los que usan es­te ti­po de vehícu­los a con­si­de­rar que de­ben te­ner li­cen­cia de con­du­cir de mo­tos, ade­más de usar cas­co y cum­plir nor­ma­ti­vas de se­gu­ri­dad. De no ha­cer­lo, pue­den su­frir una in­frac­ción de Ca­ra­bi­ne­ros”, afir­mó.

Aun­que se su­po­ne que se de­be exi­gir do­cu­men­tos y se fis­ca­li­za, en la prác­ti­ca no se ha­ce na­da de eso.

Jo­sé, que va sa­gra­da­men­te con su tri­ci­clo 2.0 a La Ve­ga a com­prar mo­te, sol­tó que la má­xi­ma ve­lo­ci­dad que to­ma su “to­ri­to” es de 30 ki­ló­me­tros por ho­ra y que, has­ta aho­ra, na­die lo de­tu­vo por an­dar en su bi­ci eléc­tri­ca.

“Es­pe­ro que no me pa­se na­da. La idea al com­prar­lo fue que po­día aho­rrar”, ase­ve­ró.

Me­na, por su par­te, di­jo que el boom no des­cen­de­rá “mien­tras no se re­gu­le. Aun­que si lo lle­gan a ha­cer, igual de­be­rían te­ner cri­te­rio con la gen­te con ofi­cios an­ti­guos que ya no pue­de pe­da­lear co­mo an­tes y lo usa pa­ra se­guir tra­ba­jan­do”.

Se ven­den to­das las se­ma­nas. Vie­ne gen­te de re­gio­nes”.

Pa­tri­cio Me­na, je­fe de ven­tas de “El Rey de las Bi­ci­cle­tas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.