Un día a “Sres. Pa­pis”

La Cuarta - - ESPECTÁCULOS -

Ro­bert Allen Zim­mer­man, me­jor co­no­ci­do co­mo Bob Dy­lan (75), fue ga­lar­do­na­do con el Pre­mio No­bel de Li­te­ra­tu­ra por “ha­ber crea­do nue­vas ex­pre­sio­nes poé­ti­cas den­tro de la gran tra­di­ción de la can­ción es­ta­dou­ni­den­se”, en pa­la­bras de la Aca­de­mia sue­ca.

El mú­si­co, re­co­no­ci­do por ha­cer siem­pre lo que no se es­pe­ra y que le chu­pe un hue­vo lo que opi­nen los de­más, tie­ne una per­so lle­na de mi­tos co­no­ci­dos mun­dial­men­te.

Su in­fan­cia la pa­só yen­do al gra­tín al ci­ne, ya que su bi­sa­bue­lo te­nía un tea­tro en Minnesota. Des­pués de ver “Re­bel­de sin Cau­sa”, se ob­se­sio­nó con Ja­mes Dean.

Sien­do pin­güino le pe­cha­ba a sus yun­tas pu­chos y pren­das de ves­tir. Le chi­veó a la ma­má de una po­lo­la que te­nía una en­fer­me­dad de­ge­ne­ra­ti­va en el ojo que lo de­ja­ría cie­go. Ob­via­men­te, la sue­gri nun­ca le tu­vo con­fian­za.

En el ’60 un ma­na­ger lo co­rrió de una to­ca­ta por en­con­trar su voz ho­rren­da. Su pri­me­ra esposa, Sa­ra Lownds, tra­ba­jó co­mo co­ne­ji­ta Play­boy.

Su­pues­ta­men­te le pre­sen­tó a los Beatles los be­ne­fi­cios de fu­mar­se un po­rri­to y, se­gún John Len­non, fue una gran in­fluen­cia a la ho­ra de com­po­ner.

En ju­lio de 1966 tu­vo un ac­ci­den­te en mo­to que lo man­tu­vo es un mis­te­rio­so cau­ti­ve­rio sin par­tes mé­di­cos por unos 18 me­ses.

Ano­che “Med­ce­zir” se emi­tió por pri­me­ra vez en su nue­vo ho­ra­rio, los días jue­ves en se­gun­da fran­ja, con lo que su­ma cin­co emi­sio­nes se­ma­na­les.

De­bi­do a su éxi­to y co­mo un re­ga­lo para su pú­bli­co, des­de el pró­xi­mo jue­ves 20 de oc­tu­bre pa­sa­rá a emi­tir­se ese día en ho­ra­rio pri­me, a las 22.30, en ca­pí­tu­los de Cuen­tan que des­pués de que mu­rió El­vis, Dy­lan es­tu­vo en mu­te por una se­ma­na.

A prin­ci­pios de los ’80 sus ru­los se fue­ron al cris­tia­nis­mo, des­de el ’88 to­ca por lo me­nos 100 ve­ces al año. En el ’97 le can­tó a Juan Pa­blo II y el car­de­nal Jo­seph Rat­zin­ger (des­pués Be­ne­dic­to XVI) in­ten­tó de­te­ner­lo.

Tie­ne nue­ve nie­tos y una cal­co­ma­nía en su ca­mio­ne­ta que di­ce “El me­jor abue­lo del mun­do”. lar­ga du­ra­ción, de­jan­do a “Sres. Pa­pis” con un día me­nos a la se­ma­na. Se­gún ca­cha­mos, los ca­po­ra­les de Me­ga es­ti­ra­rán el chi­cle con la po­ma­da na­cio­nal.

“Med­ce­zir es uno de nues­tros pro­gra­mas más exi­to­sos y es el pro­duc­to ex­tran­je­ro más vis­to de la TV chi­le­na. Por eso de­ci­di­mos dar­le una ex­ce­len­te ven­ta­na los jue­ves, en pri­me­ra fran­ja, apro­ve­chan­do que la his­to­ria está ca­da día más cau­ti­van­te”, afir­mó al res­pec­to Juan Ig­na­cio Vi­cen­te, ge­ren­te de contenidos in­ter­na­cio­na­les de Me­ga.

Des­de su es­treno, en abril, la tur­ca se man­dó un pro­me­dio de 16,3 pe­pi­tas de ra­ting, un ba­ta­ta­zo que ya se está ex­por­tan­do a más paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca.

De pén­dex se ob­se­sio­nó con “Re­bel­de sin Cau­sa” y Ja­mes Dean. Le ha­bría pre­sen­ta­do la ma­rihua­na a los Beatles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.