Ca­ne­ros re­ci­ben con ame­na­zas a pa­dras­tro de Flo

Cris­tián So­to que­dó en ca­na por el salvaje ase­si­na­to de la pe­que de 10 años

La Cuarta - - PAÍS - RI­CAR­DO MAN­ZUR @la­cuar­ta_­man­zur

Vio­la­do­res, pe­de­ras­tas, mal­tra­ta­do­res y ase­si­nos de mu­je­res y ni­ños son los in­de­sea­bles de la ca­na. Ellos tie­nen dos sen­ten­cias: la del ma­gis­tra­do y la de los pre­sos más brí­gi­dos.

Es par­te de la ley ca­ne­ra. De esa que no es­tá es­cri­ta en nin­gu­na par­te, pe­ro que se cum­ple con ri­gor. Y si un no­va­to no la co­no­ce, los la­dri­llos más ave­za­dos se la “su­su­rran” ra­pi­di­to.

Cris­tián So­to Gar­cía, el pa­dras­tro que es­tá acu­sa­do del salvaje cri­men de la Flo­ren­cia Agui­rre (10) en Coy­hai­que, in­gre­só el do­min­go a la cár­cel de la ciu­dad y, co­mo se apre­cia en un vi­deo cap­ta­do por ra­dio Ge­nial, la po­bla­ción pe­nal lo re­ci­bió con gri­tos y du­ras ame­na­zas en su con­tra.

MA­CA­BRO

Los la­dri­llos reac­cio­na­ron vio­len­ta­men­te tras en­te­rar­se de los cru­dos de­ta­lles del cri­men de la pe­que­ñi­ta que vi­vía en la po­bla­ción Al­mi­ran­te Sim­pson.

De acuer­do a la Fis­ca­lía, So­to gol­peó y as­fi­xió a la me­nor con una bol­sa plás­ti­ca. Lue­go la me­tió a un ba­su­re­ro y la tras­la­dó has­ta la le­ñe­ra de la ca­sa, don­de la ro­ció con ben­ci­na y le pren­dió fue­go: la ni­ña aún per­ma­ne­cía con vi­da.

El ma­ca­bro ase­si­na­to ocu­rrió lue­go de que, se­gún el fis­cal Pe­dro Sal­ga­do, el impu­tado lle­ga­ra ebrio a la ca­sa que com­par­tía con la ma­dre de la me­nor y otros tres hi­jos.

La jue­za Ce­ci­lia Ur­bi­na de­jó en pri­sión pre­ven­ti­va a So­to y de­cre­tó un pla­zo de 60 días de in­ves­ti­ga­ción, ade­más de una se­rie de di­li­gen­cias en el mar­co de la in­da­ga­ción.

La­dri­llos le gri­ta­ron al to­que que no era bien­ve­ni­do en la cár­cel de Co­yahi­que, don­de fue re­clui­do jun­to al úni­co impu­tado por el ata­que a Na­bi­la Ri­fo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.