Es­to de­be ha­cer si tu­vo har­ta ma­le­cue y le clo­na­ron la tar­je­ta

Blo­quear el do­cu en el ban­co y po­ner la de­nun­cia en los po­lis es lo prin­ci­pal

La Cuarta - - PARA SERVIRLE - Por Ale­xis Torres Ur­zúa

Es­te úl­ti­mo tiem­po los cu­mas se han he­cho la Amé­ri­ca clo­nan­do tar­je­tas. Por es­te chan­chu­llo, los afec­ta­dos ter­mi­nan con do­lor de ma­te por los trá­mi­tes que de­ben rea­li­zar y con los bol­si­llos pe­la­dos o pa­gan­do cuo­tas de al­go que nun­ca com­pra­ron.

Pa­ra que la ba­rra pop ca­che lo que de­be ha­cer si tie­ne la ma­la­cue de ser víc­ti­ma de es­te frau­de, el di­re de Schi­lling Abo­ga­dos, Ma­rio Schi­lling, le acon­se­ja “dar avi­so al ban­co pa­ra blo­quear la tar­je­ta y de­nun­ciar a Ca­ra­bi­ne­ros o al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co del he­cho”.

Res­pec­to a si un afec­ta­do ne­ce­si­ta con­tar con un se­gu­ro vi­gen­te pa­ra es­te ti­po de si­tua­cio­nes y así el ban­co le de­vuel­va los pi­ti­cli­nes cho­rea­dos, la so­cia di­rec­to­ra de Ro­jas Abo­ga­dos, Lya Ro­jas, ex­pli­ca que “es di­fí­cil que el ban­co res­pon­da en ca­so de ro­bos o hur­tos si no hay seguros com­pro­me­ti­dos, ya que so­la­men­te lo ha­rá en ca­so de que acre­di­te que la res­pon­sa­bi­li­dad fue de ellos, co­mo en ca­sos de frau­des o clo­na­cio­nes al in­te­rior de sus de­pen­den­cias”.

Aho­ra, to­man­do en cuen­ta que los ban­cos en oca­sio­nes se nie­gan a pa­gar­le a la víc­ti­ma, Schi­lling acla­ra que “el clien­te pue­de de­man­dar al ban­co por in­frac­ción a la Ley del Con­su­mi­dor, en un pla­zo no ma­yor de seis me­ses de ocu­rri­do el he­cho”.

¿Dón­de ha­cer­lo? An­te el juez de Po­li­cía Lo­cal de la co­mu­na don­de se pro­du­ce la in­frac­ción a la ley. Ade­más, bús­que­se un buen abo­ga­do pa­ra pe­lear en tribunales.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.