Don Mar­qui­to:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Si le gus­ta que le sa­quen la cres­ta, me­jor cuén­te­le a su señora que le es­tá po­nien­do los cuer­nos y lo aga­rra­rán a pa­los has­ta que que­de cie­go. Des­pués de eso vea si le si­guen dan­do ga­nas de una pa­li­za. La mi­na del co­le­gio es­tá te­rri­ble de lo­ca, y más en­ci­ma ni si­quie­ra la ha­ce cor­ti­ta y pio­la. Alé­je­se de ahí y cuén­te­le la pos­ta a su señora an­tes de que la lo­ca le de­je la es­po­sa del zo­rro en su pro­pia ca­sa. Si la mi­na an­da so­la por la vi­da y lo lle­vó a un mo­te­la­zo en me­nos de lo que can­ta un ga­llo, la mano se le vie­ne peor. A esa mu­jer se le es­ca­pan los enanos pa­ra el bos­que. ¡¡Arrán­que­se!!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.