Ho­la doc­tor­ci­to:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Soy una mo­re­na de 33 años, no soy tan fea de ca­ra­cho, pe­ro des­de ha­ce un año que no pa­sa­ba na­da de na­da en el ring, por­que a mi

laif lle­ga­ban pu­ros pas­te­les. Ha­ce po­co re­ci­bí una in­vi­ta­ción de Feis de un mi­no­co bien po­ta­ble, lo co­no­cía de mi pe­ga, pe­ro nun­ca ti­ra­mos la ta­lla. Em­pe­za­mos a ha­blar y me ti­ró los chi­te­cos; co­mo es­ta­ba en se­quía, ac­ce­dí. Pe­ro el ma­cho era bien ra­ro, oi­ga: mien­tras es­tá­ba­mos en el ring, no me to­ca­ba, ni un be­si­to si­quie­ra. Me fui tris­te de aquel en­cuen­tro. Ha­blan­do con una ami­ga lle­gué a la con­clu­sión de que el ti­po es gay, por­que a ella le pa­so exac­ta­men­te lo mis­mo. Me sien­to mal doc, sé que co­me­tí un error al ha­ber ido a la pe­lea a la pri­me­ra, pe­ro es­to me su­pera. ¿Qué ha­go? Ayú­de­me, plis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.