His­to­ria de una foto: los nue­vos chi­le­nos

La co­men­ta­da ima­gen de hai­tia­nos de terno y cor­ba­ta en el Me­tro

La Cuarta - - PAÍS - EDUARDO URTUBIA @la­cuar­ta_ur­tu

Sá­ba­do en la ma­ña­na. Harto aje­treo en Santiago. No hay novedad. El Me­tro, lleno… No hay novedad. Per­so­nas con ce­lu­lar en mano, ca­be­za ga­cha que­rien­do pa­sar el tiem­po en un abu­rri­do pa­seo sub­te­rrá­neo. No hay novedad. Pe­ro de la per­sis­ten­te mo­do­rra dia­ria, un hom­bre des­en­fun­da un Ipho­ne 5 y dis­pa­ra una foto ha­cia un gru­po. Na­die di­ce na­da. Sin em­bar­go, el re­sul­ta­do de esa ac­ción ve­ría na­cer una reali­dad, una novedad…

Ad­mi­ra­ción y harto co­men­ta­rio es­tá ge­ne­ran­do es­ta ima­gen lo­gra­da por el fo­tó­gra­fo pro­fe­sio­nal Clau­dio San­ta­na, el hom­bre que vio fren­te su­yo una ima­gen pa­ra ate­so­rar y des­lum­brar: un gru­po de hai­tia­nos ar­ma­dos del Nue­vo Tes­ta­men­to, de terno y cor­ba­ta, lla­ma la aten­ción de cual­quie­ra, más en un país que re­cién se es­tá acos­tum­bran­do a ser mul­ti­cul­tu­ral.

Los nú­me­ros de Ex­tran­je­ría, de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio del In­te­rior, dan cuen­ta del cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial de hai­tia- nos que se vi­nie­ron a Chi­le apos­tan­do por un me­jor vi­vir. De he­cho, se pa­só de ce­ro in­mi­gran­tes en 2005 a un vo­lup­tuo­so 4,0% a fi­nes de 2014, una ci­fra que in­clu­so su­pera a es­pa­ño­les y do­mi­ni­ca­nos, am­bos con 3,0%.

San­ta­na, hoy re­por­te­ro grá­fi­co de la Agen­cia Aton Chi­le, sa­be de lo que ha­bla en sus fo­tos: es­te tra­ba­jo lo vie­ne rea­li­zan­do des­de ha­ce cua­tro años y es­pe­ra ex­po­ner­lo en el 2017.

“El día de es­ta foto que tan­to co­men­ta­rio ge­ne­ró la sa­qué el sá­ba­do. Me subí al Lí­nea 2 del Me­tro Ron­diz­zo­ni y ahí subió una pa­re­ja de hai­tia­nos. Des­pués, en Toes­ca, lle­ga­ron tres más. Siem­pre ha­blo con ellos y les pre­gun­to su his­to­ria, pe­ro es­ta vez, co­mo iba en el Me­tro, op­té por sa­car el ce­lu­lar”, cuen­ta Clau­dio, quien tan acer­ta­da­men­te de­ci­dió ti­tu­lar es­ta crea­ción co­mo “Los nue­vos chi­le­nos”.

Lo del tra­je for­mal re­sul­ta más no­ve­do­so en ciu­da­da­nos hai­tia­nos, con­si­de­ran­do que sus tra­ba­jos, por aho­ra, tie­nen más re­la­ción con ser­vi­cios y cons­truc­ción.

Cuan­do lle­gan a Chi­le, nos de­ta­llan, mu­chos de ellos se con­vier­ten al cris­tia­nis­mo, de­bi­do a que com­pa­trio­tas evan­gé­li­cos ave­cin­da­dos en el país les dan el re­ci­bi­mien­to. Lo otro re­sul­ta par­te de un pro­ce­so na­tu­ral: for­mar par­te ac­ti­va de la igle­sia.

El ave­za­do pro­fe­sio­nal sos­tie­ne que si bien re­ci­bió bue­nos co­men­ta­rios en su Ins­ta­gram (clau­dio­san­ta­nap­ho­to), no faltó la opi­nión xe­nó­fo­ba, cri­ti­can­do que ellos le “qui­tan” tra­ba­jo a los chi­le­nos.

“Es­tig­ma­ti­zan de en­tra­da y los que cri­ti­can son co­mo na­zis mo­re­nos... Res­pon­dí a va­rios, pe­ro no va­le la pe­na. Acá no se les re­ci­be co­mo co­rres­pon­de”, sen­ten­cia San­ta­na, el mis­mo hom­bre que lu­cha por lo­grar la novedad en un día cual­quie­ra...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.