Te­rri­ble acha­que se­xual obli­ga a los ma­chos a ir­se por el alam­bre... y no hay re­me­dio

SE LLA­MA “POIS” Y CAU­SA ATADOS DE ME­MO­RIA, CON­FU­SIÓN, FIEBRE, DO­LOR OCU­LAR Y HAS­TA DIA­RREA

La Cuarta - - LA VUELTA AL MUNDO -

Un ex­tra­ño acha­que, que afec­ta só­lo a va­ro­nes, tie­ne con do­lor de ca­be­za a los cien­tí­fi­cos. Se tra­ta del sín­dro­me de en­fer­me­dad postor­gás­mi­ca (POIS), que se ma­ni­fies­ta tras po­ner los oji­tos blan­cos.

Los sín­to­mas son fa­ti­ga ex­tre­ma, con­fu­sión, pro­ble­mas de me­mo­ria, cam­bios en el áni­mo, fiebre, dia­rrea y do­lor ocu­lar. Sus efec­tos pue­den du­rar va­rios días.

Es­te sín­dro­me se des­cu­brió el 2002, en la Uni­ver­si­dad de Utrecht (Paí­ses Ba­jos). Se es­ti­ma que afec­ta a cer­ca de 450 hom­bres en el mun­do y que se­ría pro­vo­ca­do por una aler­gia al se­men. Tam­bién se cree que pue­de ser pro­vo­ca­do por una dis­fun­ción de la hi­pó­fi­sis o pro­ble­mas de tes­tos­te­ro­na.

“Ima­gí­na­te que vas a tra­ba­jar y de re­pen­te sien­tes co­mo que tie­nes de­men­cia. No pue­des re­cor­dar dón­de has pues­to las co­sas, tu je­fe te es­tá gri­tan­do y tú no tie­nes ni idea de por qué”, di­jo Da­vid, afec­ta­do por la en­fer­me­dad.

“Cuan­do peor lo pa­sa­ba era en el co­le­gio, don­de si te­nía un sue­ño hú­me­do sa­bía que iba a sus­pen­der el si­guien­te exa­men”, con­tó Da­vid.

Es­te tras­torno, más allá del ma­les­tar que pro­vo­ca, tam­bién afec­ta las re­la­cio­nes so­cia­les y de pa­re­ja.

“Es el ti­po de pro­ble­ma del que las per­so­nas no son cons­cien­tes. Mu­cha gen­te pue­de te­ner­lo sin que ni si­quie­ra lo se­pan”, in­di­ca Barry Ko­mi­sa­ruk, in­ves­ti­ga­dor del POIS de la Uni­ver­si­dad de Rut­gers (Grin­go­lan­dia).

Ko­mi­sa­ruk de­fien­de que la cau­sa de la en­fer­me­dad re­si­de en que el va­go, un ner­vio cra­neal que se en­car­ga de co­mu­ni­car los im­pul­sos al res­to del cuer­po, es­tá atro­fia­do.

Y pa­ra li­brar­se del acha­que, lo úni­co que es sir­ve de ma­ne­ra ab­so­lu­ta es la abs­ti­nen­cia. Es de­cir, quie­nes su­fren de es­ta en­fer­me­dad no pue­den te­ner se­xo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.