LA JO­LIE AHO­RA QUIE­RE VOL­VER CON BRAD PITT

SE­GÚN UNA YUNTA DE LA AC­TRIZ, ES­TÁ ARRE­PEN­TI­DA DEL DI­VOR­CIO

La Cuarta - - ESPECTÁCULOS -

Se ar­mó de va­lor y gol­peó al mun­do con la no­ti­cia de que se di­vor­cia­ría pa­ra siem­pre de su ama­do Brad Pitt. Sin em­bar­go, to­do pa­re­ce in­di­car que aho­ra An­ge­li­na Jo­lie es­tá más que arre­pen­ti­da.

To­do es­to lo lan­zó la re­vis­ta Paris Match, que par­ló con una bue­na ami­ga de la ac­triz (que pre­fi­rió no iden­ti­fi­car­se), fuen­te que se fue de ta­rro con la in­for­ma­ción.

“Es­tá muy an­gus­tia­da por­que se pre­ci­pi­tó en la de­ci­sión, y sien­te que qui­zás ya sea de­ma­sia­do tarde pa­ra arre­glar­lo”, fue la fra­se de­ci­do­ra que pu­bli­có la re­vis­ta, y que ven­dría de la len­gua lar­ga de al­guien muy cer­ca­na a La­ra Croft.

La mis­ma san­gu­chi­to de pal­ta con­tó que la An­ge­li­na es­tá pu­ro echan­do de me­nos a su ga­lán, y que no sa­be có­mo vol­ver el tiem­po atrás y no ha­ber ac­tua­do con tan­ta pre­mu­ra, pues aho­ra An­ge­li­na Jo­lie an­da­ría con el man­so arre­pen­ti­mien­to des­pués de pe­gar­le la PLR a Pitt sin me­di­tar­lo an­tes. es­tán en bo­ca de to­do el glo­bo y, de se­gu­ro, Brad no va a estar ni ahí con per­do­nar­le el arre­ba­to y re­gre­sar al ni­do, pues el atrac­ti­vo hom­brón ha que­da­do co­mo cha­le­co de si­mio fren­te a la opi­nión pú­bli­ca in­ter­na­cio­nal.

Es que re­cu­lar es­tá pe­lu­do, so­bre to­do por­que hay mu­chos te­mas en los que los abo­ga­dos de am­bos van ca­mi­nan­do ra­pi­di­to, co­mo la ven­ta de al­gu­nas pro­pie­da­des en co­mún que te­nían.

DE­MA­SIA­DAS BO­CAS

Has­ta el ciu­da­dano más sil­ves­tre del mun­do ha opi­na­do so­bre la rup­tu­ra de “Bran­ge­li­na”. Pe­ro la úl­ti­ma que me­tió la pun­ta fue Chel­sea Hund­ler, ín­ti­ma ami­ga de Jennifer Anis­ton, la ex del ga­lán.

Y ob­vio que lo hi­zo pa’ de­fen­der a su ami­gui. “Es tan es­tú­pi­do y pa­té­ti­co pen­sar que a Jennifer le im­por­ta su rup­tu­ra o, co­mo se ha di­cho, que ‘Jen te­nía al­go que ver’. A ella no le im­por­ta en ab­so­lu­to Brad. Es ri­dícu­lo que la gen­te con­ti­núe di­cien­do que si­gue enamo­ra­da de él. Co­mo si hu­bie­ra es­ta­do es­tos años sen­ta­da to­do el día en ca­sa es­pe­ran­do, sin va­lo­rar­se a sí mis­ma”, re­vol­vió más las aguas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.