Doc­tor:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Su­fro con un po­lo­lo que es en­te­ro pas­tel, en se­rio: bueno pa­ra chu­par, pa­ra las fies­tas, los bau­ti­zos y pa­ra bai­lar. Ade­más, ga­na pla­ta a ma­nos lle­nas y la pier­de pres­tan­do o pa­gan­do los ca­rre­tes.

Es­toy cho­rea­da de su ac­ti­tud, lo re­to y has­ta le pon­go su ca­che­ta­da de lo pa­ja­rón que es... Y to­do se me aca­ba cuan­do me be­sa los pies, mi pun­to débil, y me ha­ce el amor co­mo nin­guno en mis 26 años lo ha he­cho. Es que co­mo que na­ció pa­ra ser un Ado­nis, un guerrero grie­go o al­go así, no sé. Lo amo, pe­ro su­fro por su ac­ti­tud. ¿Lo pa­teo y me bus­co otro? LO­LA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.