LA HIS­TO­RIA DEL MO­RO­CHO DEL GUASAPEO

Ex­per­tos de­rri­ban mi­tos so­bre el ta­ma­ño del me­me y di­men­sio­nan su vi­ra­li­za­ción en el mun­do

La Cuarta - - PORTADA - MANUEL ARÉ­VA­LO @la­cuar­ta_­ma­nuel

Al ter­cer lu­gar en el Mun­dial del ‘62 y a la me­da­lla de bron­ce de la Ro­ja en los Jue­go Olím­pi­cos de Syd­ney 2000, se su­mó otro pues­to tres en el po­dio: des­pués de España y Ar­gen­ti­na so­mos los que más bus­ca­mos imá­ge­nes del de­no­mi­na­do “Mo­ro­cho del Gua­sap” en in­ter­net.

El trí­po­de del me­me hi­zo ¡toing! ha­ce un par de días cuan­do se su­po que sus bue­nos do­tes es­ta­rían lle­gan­do a su fin lue­go de que la apli­ca­ción de ce­lu­lar What­sapp, anun­cia­ra dar­le el cor­te a la po­pu­lar ima­gen por ser “muy ofen­si­va y mo­les­ta a los ojos de los usua­rios”.

Cla­ro que el fa­na­tis­mo por el mo­ro­cho del som­bre­ro y la toa­lla es­tá le­jos de des­apa­re­cer, ya que en Chi­le ocu­pa el ter­cer lu­gar, se­gún Goo­gle, a la hora de bus­car di­ver­ti­dos me­mes en la web, de­trás de España y Ar­gen­ti­na.

“La in­for­ma­ción que arro­ja Goo­gle Trends (res­pec­to al Mo­reno del Gua­sap) re­fle­ja la cu­rio­si­dad y el in­te­rés de los in­ter­nau­tas y to­ma el pul­so de un even­to o no­ti­cia en par­ti­cu­lar. Es­tos da­tos co­rres­pon­den a

ten­den­cias, es de­cir, son el cre­ci­mien­to que ha ex­pe­ri­men­ta­do la bús­que­da de una pa­la­bra”, se­ña­ló Ale­jan­dra Bo­na­ti, ge­ren­ta de co­mu­ni­ca­cio­nes de Goo­gle Chi­le.

ORI­GEN

El vi­go­ro­so me­me na­ció du­ran­te la Na­vi­dad del año pa­sa­do en España, don­de le han he­cho des­de can­cio­nes has­ta en­tre­vis­tas fal­sas.

La he­rra­mien­ta pa­ra echar el pe­lo lle­gó a Chi­le y a La­ti­noa­mé­ri­ca en mar­zo del 2016 y rá­pi­da­men­te se em­pe­zó a vi­ra­li­zar, de­bi­do a que la bro­ma vir­tual lle­va­ba una tre­men­da sor­pre­sa guar­da­da, ca­paz de de­jar en si­lla rue­das a la más po­de­ro­sa de las Bom­bas 4.

El fe­nó­meno de la na­tu­ra­le­za ci­be­r­ño­ña se ma­si­fi­ca ca­da vez que hay un even­to pop. El mo­reno no fal­ta en men­sa­je­rías pa­ra los par­ti­dos de la se­lec­ción, re­ci­ta­les, fe­ria­dos, Fies­tas Pa­trias, na­vi­da­des y, por es­tos días, Ha­llo­ween.

ADIÓS A LOS CELUS

Mien­tras se man­tie­ne vi­va la dis­cu­sión so­bre si es mito o reali­dad el cen­ti­me­tra­je de su vi­ri­li­dad, la des­pe­di­da de la ci­ber­ta­lla más po­ten­te de la his­to­ria aún es­tá en ve­re­mos.

Es que el sis­te­ma de la empresa What­sapp no per­mi­te de­tec­tar una ima­gen por sí so­la. Sin em­bar­go po­dría blo­quear los pro­gra­mas que se usan al com­par­tir es­tos me­mes.

El ca­po en tec­no­lo­gías Ni­co­lás Sym­mes no es­tá de acuer­do con la de­ci­sión de cor­tar­le los es­tu­dios al Fa­bri­cio tos­ta­di­to por par­te de la empresa crea­do­ra de la apli­ca­ción: “Me pa­re­ce que es in­va­dir la pri­va­ci­dad de ca­da per­so­na. El te­ma del ‘Ne­gro de What­sapp’ es un jue­go que se ha­ce en­tre ami­gos o co­no­ci­dos, es­to no es pú­bli­co, por lo tan­to la res­pon­sa­bi­li­dad es de ca­da uno de abrir con­te­ni­dos de­lan­te de otras personas”.

“Ellos (What­sapp) de­be­rían me­jo­rar la en­crip­ta­ción de los con­te­ni­dos que a dia­rio man­da­mos y evi­tar ca­de­nas de vi­rus y ese ti­po de pro­ble­má­ti­cas. Los pro­ble­mas rea­les no es­tán en una fo­to”, agre­gó Sym­mes.

Mien­tras tan­to, la iden­ti­dad del mo­reno de toa­lla en los hom­bros y som­bre­ri­to en la ca­be­za si­gue en el ano­ni­ma­to, aun­que mu­chos apues­tan a que se­ría de al­gún pue­blo es­con­di­do en Áfri­ca, pe­ro só­lo son teo­rías.

1 A la hora de bus­car en Goo­gle me­mes o imá­ge­nes con la fi­gu­ra del mo­reno con ta­ma­ña vir­tud, España li­de­ra los clicks, se­gui­da de cer­ca por Ar­gen­ti­na, mien­tras que en el ter­cer lu­gar que­da Chi­li­to se­gún el mo­tor de bús­que­das.

Gran re­ga­lo El me­me co­men­zó co­mo un re­ga­lo de Na­vi­dad en España. Al la­do el “pe­que” po­san­do en el frío.

3

2

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.