Doc­tor:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Es­toy muy con­fun­di­da, ya que has­ta ha­ce un año to­do es­ta­ba cla­ro en mi vi­da: con po­lo­lo, es­tu­dian­do y con mu­cha vi­da so­cial. To­do lin­do has­ta que mi amor, el que me hi­zo mu­jer, me de­jó por mi me­jor ami­ga. Llo­ré san­gre de ra­bia y pe­na, pe­ro me re­pu­se y ju­ré ven­gan­za. Co­mo ten­go mi fí­si­co y sé que los hom­bres me mi­ran arri­ba y atrás, me lan­cé a re­con­quis­tar­lo, me­jor di­cho, a qui­tár­se­lo, y lo lo­gré. Aho­ra soy la otra po­lo­la, la no ofi­cial, la que le da lo que la otra no. Lo ten­go de la je­ta, pe­ro no quie­ro que ter­mi­ne con ella, me gus­ta así. Y, en es­ta si­tua­ción, me en­te­ré que otra ca­bra le qui­tó el po­lo­lo a una ami­ga, y pa­ra ha­cer jus­ti­cia, fui tras él y lo ten­go a mi dis­po­si­ción. Por esas co­sas, me he en­te­ra­do de otras pa­tea­das y he sa­li­do a ven­gar­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.