Doc­tor:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Lle­vo ca­si un año con un hom­bre ma­ra­vi­llo­so en el amor, en lo car­nal y se­xual. Es buen­mo­zo, tie­ne es­ti­lo, cacha har­to de to­do y sé que hay va­rias ami­gas sol­te­ras que le han echa­do el ojo, pe­ro yo es­toy fir­me ahí. Lo ten­go con­ten­to en la ca­ma, ha­go y me ha­ce to­do lo que quie­ro y él quie­re. Es un dios. Pe­ro ya lle­va sus tres me­ses en que me pide plata pa­ra sus gas­tos y yo, co­mo lo quie­ro y me de­ja fe­liz en el ca­tre, le pa­so. Pe­ro le pa­so, le pa­so y le pa­so plata. Sé que nun­ca me la de­vol­ve­rá, es­toy que le di­go que no, pe­ro si ten­go pa­ra qué le voy a ne­gar. Pe­ro me da vuel­tas y vuel­tas el te­mi­ta. Me tie­ne in­tran­qui­la. ¿Qué ha­go?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.