PA­RE­DES CON­QUIS­TÓ AL “MACANUDO” A PU­RO GOL

Des­de el 2009, cuan­do fue de­té del Cha­gui­to Morning, que Juan An­to­nio Piz­zi tie­ne una fi­ja­ción por el ol­fa­to go­lea­dor de Es­te­ban Efraín. Por eso, tras el tri­ple­te del crack al­bo el fin­de pa­sa­do, no du­dó en gua­za­pear­lo pa­ra su gran re­gre­so a la Ro­ja.

La Cuarta - - DEPORTES - EDUAR­DO RO­JAS @la­cuar­ta_­ro­jas www. la cu ar ta.com

A sus 36 años, Es­te­ban Efraín tie­ne su ins­tin­to go­lea­dor más vi­vo que nun­ca y has­ta pa­re­ce un jo­ven es­tu­ca­dor de pa­re­des, ya que ca­da se­ma­na en­chu­fa pa’l Co­lo. In­mor­ta­li­dad que tie­ne con ba­be­ro a Juan An­to­nio Piz­zi, que ha­ce ra­to lo es­ta­ba vi­tri­nean­do.

Qui­zás por ello el de­té de la Ro­ja no tu­vo em­pa­cho pa’ sol­tar que el ter­cer go­lea­dor his­tó­ri­co de Co­lo Co­lo es­ta­ba en sus pla­nes pa’ la fe­cha do­ble an­te Colombia y Uru­guay. “Me ale­gra su ac­tual mo­men­to, va a ser con­vo­ca­do”, ase­gu­ró el big boss, aca­ban­do con los cahui­nes de cen­tros de ma­mis.

Eso a pe­sar de que la ins­tan­cia de diá­lo­go era só­lo pa­ra co­men­tar la nó­mi­na de los 17 ju­ga­do­res na­cio­na­les que ha­cen pa­tria en el ex­tran­je­ro, don­de no es­ta­ban ni Mau­ri­cio Pi­ni­lla ni Ju­nior Fer­nan­des.

De he­cho, con la in­ten­ción de ha­cer las co­sas bien y que el lla­ma­do no tu­vie­ra un re­cha­zo por par­te del “7” del Po­pu­lar, que en la eta­pa de Sam­pao­li es­ta­ba cha­to de la Se­lec­ción, Piz­zi se preo­cu­pó per­so­nal­men­te de lla­mar a Pa­re­des.

Ese te­le­fo­na­zo ca­yó des­pués del 3 a 3 en­tre Co­lo Co­lo y San Luis, don­de el ex pe­li­te­ñi­do se des­ta­pó con tres pe­pi­tas, y fue ex­plo­ra­to­rio.

No só­lo pa’ ca­char su dis­po­si­ción pa’ vol­ver a Juan Pin­to Du­rán, sino pa­ra sa­ber có­mo es­ta­ba fí­si­ca­men­te el ki­ller. Una preo­cu­pa­ción que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.