Re­ven­ta­ban ca­je­ros pa’ en­chu­lar­se 2

Be­llas y ham­po­nas pres­ta­ban co­ber­tu­ra a ban­da de ra­te­ros pa’ jun­tar bi­lle­te y ha­cer­se de nue­vo. Pre­sas

La Cuarta - - PAÍS -

Ro­bán­do­se has­ta los sus­pi­ros de los po­lis, un trío de be­llas y au­da­ces ham­po­nas sal­tó de la pa­sa­re­la del ano­ni­ma­to al ban­qui­llo de los acu­sa­dos, lue­go que fue­ran de­te­ni­das por pres­tar­le co­ber­tu­ra a una ban­da de la­dro­nes de ca­je­ros au­to­má­ti­cos.

Las bel­da­des fue­ron la­cea­das por los sa­bue­sos de la PDI, ya que pres­ta­ban ser­vi­cios de vi­gi­lan­cia a unos cu­mas pa­ra que re­ven­ta­ran dis­pen­sa­do­res de bi­lle­tes tran­qui­la­men­te sin ser mo­les­ta­dos.

“Se tra­ta de una or­ga­ni­za­ción cu­yos in­te­gran­tes te­nían pa­pe­les bien de­fi­ni­dos. Mien­tras una par­te re­ven­ta­ba los ca­je­ros me­dian­te la sa­tu­ra­ción por gas, otro gru­po se en­car­ga­ba del es­ca­pe lan­zan­do mi­gue­li­tos. Las tres mu­je­res se de­di­ca­ban a vi­gi­lar el lu­gar y avi­sar en ca­so de po­li­cías”, se­ña­ló el sub­pre­fec­to Cris­tián Guz­mán, je­fe de la Bi­ro Oc­ci­den­te.

Las de­lin­cuen­tes, iden­ti­fi­ca­das co­mo Mi­che­le Ve­ra, De­nis­se Gon­zá­lez y Bea­triz Chan­día, sa­ca­ban una ta­ja­da de 500 lu­cas por ca­be­lle­ra en ca­da atra­co, los que se lle­va­ban a ca­bo prin­ci­pal­men­te en malls, cen­tros mé­di­cos y en el ca­sino de jue­gos co­mo el Mon­ti­ce­llo, in­vir­tien­do años al me­nos lle­va­rían ope­ran­do es­ta ban­da de­lic­tual. el bi­lle­te en el cuer­pe­ci­to que el Pu­len­to les ob­se­quió.

“Las tres de­te­ni­das se jun­ta­ban con sus cóm­pli­ces en lo­ca­les noc­tur­nos, ya que eran asi­duas a las dis­co­te­ques y pub don­de pla­ni­fi­ca­ban los atra­cos. El di­ne­ro que ellas reunían lo usa­ban pa­ra rea­li­zar­se ci­ru­gías plás­ti­cas”, ex­pli­có el sa­bue­so Guz­mán a La Cuarta.

A MIAMI

Las tres fé­mi­nas ve­nían ope­ran­do des­de, al me­nos, el año pa­sa­do, por lo que se le acha­can un mí- ni­mo de vein­te ro­bos de ca­je­ros, por lo que el bo­tín se em­pi­na­ría fá­cil en unos 10 mi­llo­nes de pe­sos. Sua­ve.

“Una de las mu­je­res, Mi­che­le Ve­ra, es la viu­da de un ex in­te­gran­te de es­ta ban­da, el que fa­lle­ció du­ran­te un ro­bo a un Mam­pa­to ha­ce dos años en Las Con­des. Ella tomó su lu­gar, pe­ro cum­plien­do la­bo­res de vi­gi­lan­cia”, in­di­có el po­li.

Las ca­bras no se con­for­ma­ron con so­lo un en­chu­la­mien­to, ya que se con­vir­tie­ron en fa­ná­ti­cas del bis­tu­rí. Tan­to así que ya te­nían com­pra­do pa­sa­jes a Miami y Co­lom­bia, don­de se irían a rea­li­zar otros re­to­ques.

“Te­nían lis­to el via­je al ex­tran­je­ro, pe­ro el pro­ce­di­mien­to po­li­cial les arrui­nó sus pla­nes”, par­ló el man­da­más de la Bi­ro Oc­ci­den­te.

Las tres mu­cha­chas, jun­to a sus 12 com­pin­ches, que­da­ron en pri­sión pre­ven­ti­va mien­tras du­re la in­ves­ti­ga­ción, por lo que sus nue­vos ca­ra­chos po­drían mar­chi­tar­se por cul­pa del sol a cua­dros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.