LO QUE DE­BE

CACHAR DEL FAC­TOR DE PRO­TEC­CIÓN SO­LAR

La Cuarta - - DEPORTES -

En va­rios la­dos po­de­mos en­con­trar con­se­jos de es­pe­cia­lis­tas pa­ra cui­dar­se del ca­re­ga­llo, don­de uti­li­zar un buen blo­quea­dor so­lar es cla­ve. Es­tas po­ma­das es­tán mar­ca­das por el ti­po de Fac­tor de Pro­tec­ción So­lar (FPS) que nos aler­ta en sus eti­que­tas. Pe­ro ¿qué cres­ta es es­to?

El der­ma­tó­lo­go Javier Are­llano, je­fa­zo de der­ma­to­lo­gía del Hos­pi­tal Clí­ni­co San Bor­ja Arria­rán, nos acla­ra la pe­lí­cu­la so­bre los fac­to­res de pro­tec­ción so­lar pa­ra que ca­che­mos bien cuan­do com­pre­mos.

-Oi­ga doc, ¿qué es el Fac­tor de Pro­tec­ción So­lar?

-Es un ín­di­ce que ga­ran­ti­za la ca­pa­ci­dad pro­tec­to­ra de un blo­quea­dor o fil­tro fren­te a los efec­tos de la ra­dia­ción so­lar. O sea, la can­ti­dad de ve­ces “más” que la piel es­tá pro­te­gi­da, se­gún el ti­po de piel, in­ten­si­dad de los ra­yos UV y tiem­po de ex­po­si­ción.

-

¿Qué di­fe­ren­cias exis­ten entre los dis­tin­tos FPS?

-Un pro­tec­tor so­lar FPS 15 sig­ni­fi­ca que la do­sis de UV ne­ce­sa­ria pa­ra ob­te­ner un eri­te­ma (que­ma­du­ra) es 15 ve­ces más que sin fo­to­pro­tec­tor. En cam­bio un pro­tec­tor so­lar FPS 50, la do­sis es 50 ve­ces más. Siem­pre se acon­se­ja apli­car el pro­tec­tor 30 mi­nu­tos an­tes de ex­po­ner­se al sol y lue­go reapli­car ca­da 2 ó 3 ho­ras, in­de­pen­dien­te del FPS.

-

¿Qué FPS es recomendado pa­ra los chi­le­nos?

-Da­do que los la­ti­nos se ca­rac­te­ri­zan, en ge­ne­ral, por una piel os­cu­ra y grue­sa, un fac­tor de pro­tec­ción so­lar 30 es ha­bi­tual­men­te el in­di­ca­do. Pe­ro siem­pre lo re­co­men­da­ble es acu­dir a un es­pe­cia­lis­ta que pres­cri­ba el pro­duc­to pa­ra pro­te­ger ca­da ti­po de piel. Ade­más, se de­be con­si­de­rar que los ni­ños tie­nen una piel más de­li­ca­da y sen­si­ble, por lo que pa­ra ellos lo más con­ve­nien­te es uti­li­zar FPS 50+ fo­to­pro­tec­to­res mi­ne­ra­les.

-A al­gu­nas evas les en­can­ta el bron­cea­dor, ¿sir­ve pa’ pro­te­ger­se?

-Pa­ra pro­te­ger la piel de los ra­yos UV se de­be usar un pro­tec­tor so­lar y no un bron­cea­dor, ya que es­te úl­ti­mo tie­ne un fin es­té­ti­co que con­sis­te en man­te­ner la piel hu­mec­ta­da y lu­bri­ca­da pa­ra ace­le­rar el bron­cea­do y no pa­ra pro­te­ger­la de la ra­dia­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.