Blan­co­re­xia: ob­se­sión por los dien­tes blan­cos

Clí­ni­ca Im­pla­net es­tá en cam­pa­ña pa­ra evi­tar el mal­tra­to a los cho­cle­ros

La Cuarta - - PAÍS - Por A. T. U.

Se de­no­mi­na blan­co­re­xia a la ob­se­sión por el blan­quea­mien­to den­tal, el cual apli­ca­do de ma­ne­ra ex­ce­si­va pue­de pro­du­cir des­gas­te en el es­mal­te de los dien­tes.

El doc­tor Al­ber­to Fuen­tes, odon­tó­lo­go e im­plan­tó­lo­go de Clí­ni­cas Im­pla­net, ex­pli­ca que el blan­quea­mien­to fun­cio­na muy bien cuan­do es bien apli­ca­do, se uti­li­zan bue­nos ma­te­ria­les y se ha­ce con una fre­cuen­cia es­pa­cia­da de tiem­po.

An­ti­gua­men­te los blan­quea­mien­tos se rea­li­za­ban con un lá­ser que pro­du­cía ca­lor en los dien­tes y ge­ne­ra­ba pul­pi­tis, lo que, a su vez, pro­vo­ca­ba sen­si­bi­li­dad e in­clu­so la pér­di­da de pie­zas. Ade­más, se uti­li­za­ba un gel que da­ña­ba el es­mal­te que tra­ba­ja co­mo ba­rre­ra prin­ci­pal an­te las ca­ries y los cam­bios de tem­pe­ra­tu­ra.

Ac­tual­men­te el blan­quea­mien­to se rea­li­za con luz fría y con ti­pos de gel que no da­ñan el es­mal­te.

Por es­te mo­ti­vo, el doc Al­ber­to Fuen­tes re­co­mien­da rea­li­zar hi­gie­nes con ul­tra­so­ni­do ca­da seis me­ses, y que el blan­quea­mien­to no sea tan fre­cuen­te, por­que igual cons­ti­tu­ye un da­ño a los dien­tes. La du­ra­ción de ca­da tra­ta­mien­to de­pen­de­rá de los cui­da­dos de ca­da pa­cien­te, ya que hay ali­men­tos co­mo el té, el ca­fé, las be­bi­das o los ci­ga­rros que ti­ñen en ma­la los dien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.