Doc­tor­ci­llo:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Ten­go la gua­ta apre­tá, oi­ga. Vi­vo en un edi­fi­cio que es­tá lleno de co­lom­bia­nas, don­de la que tie­ne el za­pa­llo más chi­co igual da pa­ra po­ner una do­ce­na de pis­co­las. Soy ca­sa­do, pe­ro no fa­ná­ti­co, y al fren­te de mi dep­to vi­ve una dio­sa de Cali, con unos la­bios car­no­sos que me la ima­gino to­can­do la vu­vu­ze­la. Más en­ci­ma, la ve­ci­na es fut­bo­le­ra y es­te jue­ves me di­jo que vié­ra­mos el par­ti­do jun­tos. Mi bru­ja es en­fer­me­ra y ten­drá turno, así que quie­ro pu­ro ir a gol­pe­rar la puer­ta de la “cu­lum­bia­na”, por­que más en­ci­ma me apos­tó que el que pier­da el par­ti­do de­be pa­gar en car­ne. ¿Qué ha­go mi se­ñor? Ayú­de­me por­fa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.