YOUTU­BE CON PRI­VI­LE­GIOS

La Cuarta - - DEPORTES -

No sé si es­ta­bas en­te­ra­do pe­ro de un tiem­po has­ta par­te YouTu­be ha co­men­za­do a co­brar. Si bien la idea de Larry Pa­ge y Ser­guéi Brin (due­ños de Youtu­be) aún no ate­rri­za en nues­tro país, ya en 5 lu­ga­res del mun­do “Youtu­be Red” es una reali­dad. ¡Al­to!, no te asus­tes ni em­pie­ces a pa­ta­lear y ter­mi­na de leer la co­lum­na an­tes de to­do.

La pla­ta­for­ma de vi­deo, que cuen­ta con más de mil mi­llo­nes de usua­rios, ha­ce un tiem­po te­nía la idea de ge­ne­rar un cos­to pa­ra que sus se­gui­do­res dis­fru­ta­ran de cier­tos pri­vi­le­gios. Paí­ses co­mo Aus­tra­lia, Es­ta­dos Uni­dos, Mé­xi­co y Nue­va Ze­lan­da son los únicos lu­ga­res don­de el ser­vi­cio fun­cio­na. Pe­ro… ¿Por qué Youtu­be se ha su­ma­do a la mo­da de co­bro por sus­crip­ción?

Se­gún los due­ños de “Youtu­be Red”, una vez que de­ci­das can­ce­lar una su­ma que bor­dea los 10 dó­la­res men­sua­les (unos 6.600 pe­sos) ten­drás la po­si­bi­li­dad de ver los vi­deos sin anun­cios, ni in­te­rrup­cio­nes. Po­drás guar­dar lis­tas de re­pro­duc­ción en tus dis­po­si­ti­vos mó­vi­les sin ne­ce­si­dad de co­nec­tar­te a in­ter­net. Ade­más, po­drás uti­li­zar la an­he­la­da re­pro­duc­ción en se­gun­do plano, que no es otra co­sa que ver tus vi­deos fa­vo­ri­tos sin la ne­ce­si­dad de man­te­ner abier­ta la apli­ca­ción de Youtu­be, es de­cir, po­drás se­guir es­cu­chan­do a la vez que uti­li­zas otras apps.

Y eso no es to­do por­que tam­bién exis­ti­rán con­te­ni­dos ex­clu­si­vos de tus you­tu­bers fa­vo­ri­tos.

Al igual co­mo su­ce­de en Es­ta­dos Uni­dos, se­ries y pe­lí­cu­las se es­tre­na­rán só­lo en Youtu­be Red, por lo que si quie­res re­vi­sar lo ex­clu­si­vo de “Pe­wDiePie” (una suer­te de ca­nal Goth en Chi­le) ten­drás que pa­gar.

To­do pa­re­ce in­di­car que el nue­vo desafío de los gi­gan­tes di­gi­ta­les con­sis­te en la rein­ven­ción de sus pla­ta­for­mas. La po­pu­la­ri­dad que ha al­can­za­do Youtu­be les hi­zo ver un ne­go­cio al­can­za­ble. Sin em­bar­go, mi opi­nión es que es­to pa­re­ce más bien un lu­jo que una atri­bu­ción ne­ce­sa­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.