PILLARON A UN CU­RA CONFESANDO... ¡EN UN MALL!

Por el cie­rre del Año de la Mi­se­ri­cor­dia (de di­ciem­bre de 2015 al 20 de no­viem­bre de 2016) y por or­den del mis­mí­si­mo Pa­pa Pan­cho, la Dió­ce­sis San Juan Bau­tis­ta de Ca­la­ma de­ci­dió des­pla­zar a sus cu­ri­tas a lu­ga­res pú­bli­cos pa­ra ha­cer con­fe­sio­nes ex­press.

La Cuarta - - PORTADA - BR­YAN SAA­VE­DRA Co­rres­pon­sal de Ca­la­ma www.la­cuar­ta.com

Des­de el sá­ba­do 6 de no­viem­bre va­rios sa­cer­do­tes es­cu­cha­ron los pe­ca­dos de los ca­la­me­ños en la Fe­ria El Loa. Cien­tos de cris­tia­nos se arro­di­lla­ron en có­mo­dos con­fe­sio­na­rios que el obis­po mon­se­ñor Ós­car Blan­co man­dó a ha­cer pa­ra la fies­ta de Ay­qui­na.

Lo más sor­pren­di­dos fue­ron los cien­tos de pe­ri­cos que el miér­co­les se fue­ron a com­prar pil­chas, pa­sear o to­mar­se un he­la­di­to al mall de Ca­la­ma. En el tem­plo del con­su­mis­mo tam­bién ins­ta­la­ron un con­fe­sio­na­rio pa­ra que la ba­rra ex­pia­ra sus cul­pas.

Uno de los sa­cer­do­tes en­car­ga­do de es­ta la­bo­res es el pa­dre An­to­nio Es­pi­no­za Or­tiz (47), vi­ca­rio de la Ca­te­dral de Ca­la­ma, quien con­tó que la ex­pe­rien­cia ha si­do ba­cán, pues­to que des­per­ta­ron la sor­pre­sa en las per­so­nas.

Ade­más de las con­fe­sio­nes, la Igle­sia rea­li­za mi­sas en es­tos lu­ga­res. Por ejem­plo, el mar­tes an­tes de abrir las tien­das del mall, los que es­ta­ban ahí ce­le­bra­ron una eu­ca­ris­tía cer­ca de una es­ca­le­ra me­cá­ni­ca.

10 MI­NU­TOS

Las ta­reas con­ti­nua­rán es­te sá­ba­do en el ter­mi­nal Agro­pe­cua­rio de la Tie­rra de Sol y Co­bre, don­de en­tre­ga­rán su ben­di­ción a los pues­tos que lo deseen.

“Ha si­do una ex­pe­rien­cia ma­ra­vi­llo­sa, in­clu­so la gen­te ha di­cho que es bueno que la pa­rro­quia y los sa­cer­do­tes vayan don­de es­tá la gen­te, por­que mu­chos no tie­nen mu­cho tiem­po de par­ti­ci­par en la igle­sia por sus tra­ba­jos”, co­men­tó el pa­dre Es­pi­no­za.

- ¿Y las con­fe­sio­nes son ex­press o lar­gas?

- Se ha­cen en es­tos lu­ga­res pa­ra que la gen­te ga­ne más tiem­po, ya que en las pa­rro­quias no les da el tiem­po pa­ra ha­cer una bue­na con­fe­sión, al lle­gar con me­nos tiem­po.

- ¿Cuál es el tiem­po ideal de una con­fe­sión?

- La con­fe­sión de­be du­rar más o me­nos unos 10 mi­nu­tos, pe­ro hay gen­te que se pro­lon­ga más, por­que se­gu­ra­men­te tie­ne pro­ble­mas más com­pli­ca­dos o ne­ce­si­ta ayu­da es­pi­ri­tual.

- ¿No le da plan­cha que la gen­te lo vea confesando a otros pú­bli­ca­men­te?

- No, na­da. De to­das ma­ne­ras, no­so­tros es­ta­mos pre­pa­ra­dos pa­ra ello en cual­quier lu­gar, y con­fe­sar es una obra de Dios.

- ¿Cree que es­to acer­ca­rá a la gen­te a la Igle­sia?

- Ló­gi­ca­men­te. An­te­rior­men­te, la gen­te se le­van­ta­ba tem­prano, iban de pue­blos del in­te­rior y sec­to­res ru­ra­les a las mi­sas. Y aho­ra, a pe­sar de te­ner más pa­rro­quias y más mi­sas, la gen­te acu­de me­nos.

Vi­sí­te­nos en www.la­cuar­ta.com Por or­den del Pa­pa Pan­cho, los cu­ri­tas de Ca­la­ma sa­lie­ron a la ca­lle a ex­piar cul­pas de los pe­ca­do­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.