L

La Cuarta - - SOLO PARA REINAS -

Eins­tein los des­pre­cia­ba. Di­jo que la vi­da es muy cor­ta pa­ra an­dar em­pa­re­jan­do cal­ce­ti­nes. Es­te ge­nio de la his­to­ria los pu­do pa­sar por al­to, pe­ro en nues­tro ca­so, es fun­da­men­tal pres­tar­les aten­ción a esos gran­des ol­vi­da­dos del out­fit, pues es una pren­da in­dis­pen­sa­ble al evi­tar pro­ble­mas dér­mi­cos y los odia­dos ro­ces que pro­vo­can irri­ta­ción. Ade­más, con la ca­lo­re, la trans­pi­ra­ción pue­de ser un tre­men­do in­con­ve­nien­te al mo­men­to de usar­los.

Por eso la me­jor op­ción siem­pre se­rá el al­go­dón y el bam­bú, ma­te­rias pri­mas na­tu­ra­les al mo­men­to de pro­te­ger la piel sen­si­ble de los pies.

Los atri­bu­tos de es­tas fi­bras pa­ra cui­dar nues­tros de­dos, plan­ta y ta­lón son una ma­ra­vi­lla. Así lo afir­ma la der­ma­tó­lo­ga de la Clí­ni­ca Avan­sa­lud, Te­xia Cá­ce­res, quien ex­pli­ca que “el uso del calcetín es vi­tal, ya que evi­ta el ro­ce di­rec­to con los za­pa­tos y la re­se­que­dad del pie al es­tar expuesto a tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te”. Asi­mis­mo, se­ña­la que “las fi­bras na­tu­ra­les per­mi­ten una me­jor ven­ti­la­ción, so­bre to­do el al­go­dón y el bam­bú, por­que son ex­ce­len­tes ter­mo­rre­gu­la­do­res, a di­fe­ren­cia de las fi­bras sin­té­ti­cas”.

Am­bos son idea­les pa­ra eje­cu­tar prác­ti­cas de­por­ti­vas y usar­los en la tem­po­ra­da es­ti­val de­bi­do a su sua­vi­dad y pro­pie­da­des an­ti­bac­te­ria­les, hi­poa­ler­gé­ni­cas, ter­mo­rre­gu­la­do­ras -cá­li­do en in­vierno y fres­co en ve­rano- y a su gran ca­pa­ci­dad de ab­sor­ción de hu­me­dad y pro­tec­ción con­tra los ra­yos UV.

Ade­más, Cá­ce­res en­fa­ti­za que es­tas ma­te­rias pri­mas son un com­ple­men­to be­ne­fi­cio­so pa­ra la piel, en es­pe­cial pa­ra ser uti­li­za­dos por per­so­nas muy alér­gi­cas.

“Ma­te­ria­les co­mo el po­liés­ter pro­vo­can irri­ta­ción, y te­ner la op­ción de cal­ce­ti­nes he­chos con ma­te­ria­les na­tu­ra­les siem­pre su­ma, so­bre to­do en una zo­na don­de se pro­du­ce tan­ta trans­pi­ra­ción, co­mo son los pies”.

Así es, pues­to que pro­vie­ne de cul­ti­vos con ci­clos re­no­va­bles cor­tos y se ha­ce sin el uso de quí­mi­cos fuer­tes, con mé­to­dos que re­quie­ren me­nos agua que los con­ven­cio­na­les de se­ca­do. La fi­bra de al­go­dón y bam­bú apli­ca­da al te­ji­do, ofre­ce una sen­sa­ción de fres­cu­ra y li­ber­tad.

El bam­bú y el al­go­dón son un alia­do pa­ra nues­tros pies aho­ra que la ca­lo­re es­tá pe­gan­do tan fuer­te. Ade­más de in­hi­bir olo­res, tie­nen pro­pie­da­des an­ti­bac­te­ria­les, idea­les pa­ra per­so­nas alér­gi­cas.

Los

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.