Mi gua­tón Vir­gi­nio:

La Cuarta - - OJO, PESTA;A Y CEJA -

Pri­me­ro que to­do, cal­ma fo­fín. To­dos he­mos pa­sa­do al­gu­na vez por la pri­me­ra vez, que gus­ta, pe­ro asus­ta más que des­per­tar al la­do de la se­ño­ra del ma­ti­nal del “9”. Yo, por ejem­plo, pen­sé que iba a du­rar me­nos que po­lo­leo de la Va­le Roth, pe­ro en mi des­car­tu­cha­mien­to ella me in­tro­du­jo su ín­di­ce en las pro­fun­di­da­des del crá­ter y va a creer que apar­te de re­la­jar­me me en­de­re­zó el ani­mal. No le es­toy di­cien­do que la pan­te­ra le ha­ga un exa­men a la prós­ta­ta, pe­ro lo im­por­tan­te es que de­je que los ins­tin­tos bro­ten. No se mi­da, en el amor es­tá to­do per­mi­ti­do y creo que en su ca­so es me­jor que par­ta co­mo ter­ne­ro y ter­mi­ne co­mo to­ro. Suer­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.