DIA­BE­TES TI­PO I (DM1)

La Cuarta - - PRESENTA -

La dia­be­tes ti­po 1 es la que re­quie­re in­su­li­na pa­ra sobrevivir ya que es­tos pa­cien­tes no la pro­du­cen.

De­ben ad­mi­nis­trar­se in­yec­cio­nes de in­su­li­na a dia­rio o bien es­tar co­nec­ta­dos a una bom­ba de in­su­li­na pa­ra po­der lle­var un con­trol ade­cua­do de sus ni­ve­les de azú­car en san­gre, es po­co fre­cuen­te.

Se desa­rro­lla de pre­fe­ren­cia en los ni­ños y ado­les­cen­tes, aun­que se pue­de pre­sen­tar en cual­quier edad.

Sus sín­to­mas en ge­ne­ral son in­ten­sos. En­tre ellos des­ta­can: sed in­ten­sa, ex­ce­si­va ori­na, pér­di­da de pe­so, de­cai­mien­to ge­ne­ral y fal­ta de ener­gía. La in­su­li­na es el me­di­ca­men­to im­pres­cin­di­ble pa­ra las per­so­nas con dia­be­tes ti­po 1.

Es­tas ne­ce­si­tan in­yec­cio­nes dia­rias de in­su­li­na pa­ra sobrevivir. La edu­ca­ción dia­be­to­ló­gi­ca, un plan ali­men­ta­rio ade­cua­do y el ejer­ci­cio fí­si­co son im­por­tan­tes pa­ra tra­tar la dia­be­tes ti­po 1.

Aun­que la dia­be­tes ti­po 1 pue­de desa­rro­llar­se en adul­tos, se ca­rac­te­ri­za por­que tiene ma­yor in­ci­den­cia en­tre los jó­ve­nes y los ni­ños.

En es­te ti­po de dia­be­tes, el pro­pio sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio del pa­cien­te pro­du­ce una des­truc­ción de las cé­lu­las be­ta del pán­creas, lo que ori­gi­na una de­fi­cien­cia to­tal de in­su­li­na.

La in­su­li­na es la hor­mo­na que per­mi­te que la glu­co­sa de los ali­men­tos pa­se a las cé­lu­las del or­ga­nis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.