3

La Cuarta - - PAÍS -

El pa­sa­do 4 de agos­to Mar­ta Evelyn Pe­ña Za­mo­rano hu­bie­se cum­pli­do 34 años. Sin em­bar­go, el des­tino di­jo otra co­sa y con­vir­tió a es­ta ma­dre de tres hi­jos en la pro­ta­go­nis­ta de uno de los ca­sos po­li­cia­les más es­ca­bro­sos del úl­ti­mo tiem­po.

En la ma­dru­ga­da del 22 de oc­tu­bre de 2013, Mar­ta, quien se di­ri­gía a su pe­ga en Es­ta­ción Cen­tral, fue in­ter­cep­ta­da por un mal­di­to que la ma­tó, des­cuar­ti­zó y que­mó sus res­tos en un pa­so ba­jo ni­vel a un cos­ta­do de la cár­cel San­tia­go Uno.

“Ha­ce co­mo un mes que no voy a ver a la Mar­ta al ce­men­te­rio, pe­ro iré de nue­vo, creo que iré so­la pa­ra es­tar con ella y con­ver­sar”, se­ña­ló a La Cuar­ta Gladys Za­mo­rano, ma­dre de Mar­ta.

Ha­ce po­co más de 1 año, la mu­jer vio có­mo sus tres nie­tos se fue­ron de a po­co don­de sus abue­los pa­ter­nos. Ella se que­dó so­la jun­to a su ma­ri­do Pa­tri­cio Pe­ña, quien pa­ra la olla co­mo con­ser­je.

“Pa­so to­do el día so­la, a ve­ces sal­go a con­ver­sar con mis ve­ci­nas o vie­ne gen­te de la igle­sia a vi­si­tar­me. Ha­ce po­co me lle­gó un pe­rri­to que bau­ti­cé co­mo ‘Re­ga­lón’. Es­toy enoja­da con al­gu­nos me­dios que han ha­bla­do pes­tes de mi hi­ja, a ellos les pi­do res­pe­to”, con­tó Za­mo­rano.

La se­ño­ra Gladys es una fer­vien­te de­vo­ta, y cree más en la jus­ti­cia di­vi­na que en la te­rre­nal. “Ha­ce ra­to que per­do­né a los que le hi­cie­ron es­to a mi hi­ja por­que creo en Dios. En una oca­sión un des­co­no­ci­do se me acer­có y sin sa­ber quién era me di­jo que to­do se iba a so­lu­cio­nar, que es­tu­vie­se tran­qui­la. Yo creo que Dios juz­ga­rá a los ase­si­nos”, ex­pli­có la mu­jer.

Pa­ra la fis­ca­lía Cen­troNor­te, la co­sa aún es­tá en desa­rro­llo. “La in­ves­ti­ga­ción de es­te ca­so aún se en­cuen­tra hi­jos de­jó Mar­ta: Ale­xan­der (17), Li­ney (14) y Ja­nir (9), los que se fue­ron a vi­vir por se­pa­ra­do con sus abue­los pa­ter­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.