El ma­ca­bro per­fil de los des­cuar­ti­za­do­res

PE­RI­TO DE LA PDI ASE­GU­RA QUE GE­NE­RAL­MEN­TE ES­TOS CRI­MI­NA­LES TIE­NEN UNA DO­BLE VI­DA

La Cuarta - - PAÍS -

La crónica ro­ja na­cio­nal ha in­for­ma­do de es­ca­bro­sas no­ti­cias po­li­cia­les que ni el me­jor guio­nis­ta de Holly­wood se ima­gi­na­ría. Pe­ro pa­ra mu­chos los ca­sos de des­cuar­ti­za­do­res son los que más im­pac­tan por el ni­vel de cruel­dad de los cri­mi­na­les.

El co­mi­sa­rio Fran­cis­co Ce­ba­llos, je­fe del de­par­ta­men­to cri­mi­no­ló­gi­co de In­ves­ti­ga­ción Fo­ren­se de la PDI, le sa­ca el ro­llo com­ple­to a es­te ti­po de ase­si­nos.

“Ha­blar de un so­lo ti­po de per­fil cri­mi­nal en es­te ti­po de ca­sos es com­ple­jo, ya que no exis­te una ca­rac­te­ri­za­ción ni una per­so­na­li­dad úni­ca. Hay tres ti­pos de des­cuar­ti­za­do­res: de­fen­si­vo, ofen­si­vo y ex­pre­si­vo”, ex­pli­có el po­li a La Cuar­ta.

El de­fen­si­vo es aquel que lue­go de co­me­ter su cri­men, ha­ce de to­do pa­ra ocul­tar el cuer­po. El ofen­si­vo es de per­fil san­gui­na­rio y le gus­ta ver su­frir a la per­so­na; pre­fie­re des­cuar­ti­zar­la vi­va. Y el ex­pre­si­vo bus­ca ate­mo­ri­zar a la so­cie­dad.

- ¿Có­mo es el cri­mi­nal chi­leno de es­te ti­po?

- Por lo general, co­no­ce a su víc­ti­ma y tie­nen una re­la­ción con ella. A di­fe­ren­cia de al­gu­nos paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos don­de exis­te un sen­ti­do de or­ga­ni­za­ción de­lic­tual.

- ¿Se pue­de re­cu­pe­rar a es­tos de­lin­cuen­tes y re­in­ser­tar­los?

- Es di­fí­cil que exis­ta esa po­si­bi­li­dad, pe­ro de­ben recibir ayu­da si­quiá­tri­ca.

- ¿Hay al­gún ca­so que lo ha­ya de­ja­do mar­can­do ocu­pa­do?

- Ha­ce unos años en Ca­ñe­te un ti­po ase­si­nó a su ami­go y lue­go le arran­có un de­do con el que se hi­zo una pi­pa pa­ra fu­mar pas­ta ba­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.