Es­tu­vo pre­sa y aho­ra se pe­la el lo­mo la­bu­ran­do

Pao­la Ra­mí­rez es­tu­vo de­te­ni­da por ho­mi­ci­dio, sin em­bar­go, pa­gó sus cul­pas y ayer ce­le­bró el fin del Año de la Mi­se­ri­cor­dia

La Cuarta - - PAÍS BREVES DE CHILITO -

Una par­ti­cu­lar invitada tu­vo ayer la ce­le­bra­ción del fin del Año de la Mi­se­ri­cor­dia de la Igle­sia Ca­tó­li­ca.

Y es que en el festejo, que fue en­ca­be­za­do por el car­de­nal Ricardo Ez­za­ti en la Ca­te­dral Me­tro­po­li­ta­na, es­tu­vo pre­sen­te Pao­la Ra­mí­rez, quien es due­ña de una par­ti­cu­lar his­to­ria.

La mu­jer, de 41 pri­ma­ve­ras, pa­só los úl­ti­mos cin­co años de su vi­da re­clui­da en la cár­cel fe­me­ni­na de San Joa­quín por ho­mi­ci­dio.

Sin em­bar­go, por su bue­na con­duc­ta, la con­de­na res­tan­te la pa­sa en li­ber­tad, e in­clu­so tra­ba­ja en una tien­da del re­tail y es­tu­dia téc­ni­co en en­fer­me­ría.

Se­gún cuen­ta la her­ma­na Nelly León, ca­pe­llán de la cár­cel fe­me­ni­na, Pao­la, lim­pió to­das sus cul­pas en ta­lle­res y tra­ba­jos pas­to­ra­les que le fa­vo­re­cie­ron pa­ra lo­grar su li­ber­tad.

“La la­bor pas­to­ral es fun­da­men­tal pa­ra to­das quie­nes he­mos es­ta­do en la cár­cel, por­que ne­ce­si­ta­mos un apo­yo aden­tro, pe­ro tam­bién uno afue­ra”, se­ña­ló.

Ade­más apro­ve­chó de ti­rar­le el pa­lo a los pro­gra­mas que se me­ten a las cár­ce­les. “Me da pe­na que pro­gra­mas co­mo esos ri­di­cu­li­cen a las per­so­nas que se en­cuen­tran pri­va­das de li­ber­tad, per­so­nas que te­ne­mos co­ra­zón y sen­ti­mien­tos, que su­fri­mos y car­ga­mos con un mon­tón de sen­ti­mien­tos aden­tro”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.