EL MAESTRO ES UN EJEM­PLO MO­TO­RI­ZA­DO 169 69

69 años El ve­te­rano DT uru­gua­yo de una no pue­de ca­mi­nar de­bi­do a ape­rra en­fer­me­dad crónica, pe­ro igual eléc­tri­ca arri­ba de una prác­ti­ca mo­to de los que usa pa­ra di­ri­gir las prác­ti­cas se­lec­cio­na­dos ce­les­tes.

La Cuarta - - DEPORTES -

Ós­car Was­hing­ton Ta­bá­rez hoy in­cre­men­ta­rá su ré­cord mun­dial co­mo el entrenador con más par­ti­dos a car­go de una se­lec­ción al al­can­zar los 169, y eso que des­de ha­ce cua­tro años usa bas­to­nes pa­ra ca­mi­nar y aho­ra se tras­la­da en una par­ti­cu­lar mo­ti­to eléc­tri­ca.

El cul­pa­ble de la in­va­li­dez del “Maestro” es una “neu­ro­pa­tía crónica”, que afec­ta el sis­te­ma ner­vio­so pe­ri­fé­ri­co y ata­ca prin­ci­pal­men­te los bra­zos, pe­ro so­bre to­do las pier­nas.

“Ten­go pro­ble­mas mo­tri­ces, es­pe­cial­men­te en la mar­cha. Hay días en don­de me pue­do des­pla­zar por mis pro­pios me­dios, y otros no. Igual, na­da cam­bia mi tra­ba­jo, ni el tra­to con los ju­ga­do­res”, con­tó el pro­fe en una de las po­cas ve­ces en que se ha re­fe­ri­do al te­ma.

A di­fe­ren­cia de ser con­si­de­ra­do co­mo una des­ven­ta­ja, el es­fuer­zo que ha­ce el ve­te­rano de 69 años pa­ra rea­li­zar su tra­ba­jo es vis­to co­mo un ejem­plo por el plan­tel que se mo­ti­va al ver a su ape­rra­do je­fe, nos di­jo el pe­rio­dis­ta Ro­ber­to Moar, de Ca­nal 10 de Mon­te­vi­deo.

So­bre la en­fer­me­dad de­ge­ne­ra­ti­va, el doc­tor in­ter­nis­ta Ma­rio Mu­ñoz, del Centro Mé­di­co del Hos­pi­tal del Tra­ba­ja­dor, nos di­jo que “es una afec­ción ins­ta­la­da en un lar­go pla­zo que afec­ta fun­da­men­tal­men­te la par­te mo­to­ra y pro­gre­si­va­men­te va com­pro­me­tien­do el mo­vi­mien­to y tam­bién la sen­si­bi­li­dad, y eso por cier­to li-

par­ti­dos com­pi­la­rá hoy el entrenador uru­gua­yo al man­do de su país. Es el DT con más par­ti­dos a car­go de una se­lec­ción en la his­to­ria. años tie­ne el ve­te­rano entrenador que di­ri­gió a Bo­ca Ju­niors, al Mi­lán de Ita­lia y que ha lle­va­do a su país a tres mun­dia­les.

mi­ta el des­pla­za­mien­to”.

El doc, ade­más, re­cor­dó que “ha­ce un par de años el entrenador ve­nía con un bas­tón, des­pués lo hi­zo con mu­le­tas y aho­ra usa una si­lla, que es lo más prác­ti­co, pe­ro no de­be tener pro­ble­mas pa­ra ha­cer su tra­ba­jo en lo ab­so­lu­to, por­que pue­de gri­tar igual que siem­pre y su ca­pa­ci­dad in­te­lec­tual es­tá in­tac­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.