EL CALIFA

Ga­lan­ce­te iba to­das las se­ma­nas, so­lo o con ami­gos, a un fa­mo­so club noc­turno ca­pi­ta­lino

La Cuarta - - PAÍS -

A me­di­da que se co­men­zó a sa­ber so­bre las acu­sa­cio­nes en con­tra del Ra­fa Ga­ray, el dia­rio pop sa­có a la luz su ru­ti­na noc­tur­na en el Pas­sa­po­ga y en otros night club de San­tia­go.

An­ti­guos tra­ba­ja­do­res del ex­clu­si­vo ca­ba­ret de Pro­vi­den­cia #1100 nos sa­pea­ron que el pe­la­do iba to­das las se­ma­nas, so­lo o con ami­gos, y que en una no­che en pro­me­dio se gas­ta­ba más de un mi­llón de pe­sos.

Tam­bién su­pi­mos que el in­ge­nie­ro co­mer­cial se sen­ta­ba muy pio­la en un si­llón ale­ja­do del es­ce­na­rio, ca­si siem­pre fon­dea­do ba­jo un go­rro de la­na.

No era ra­ro que la pla­ta le al­can­za­ra pa­ra in­vi­tar a “sa­lir” a al­gu­nas ni­ñas lue­go de su jor­na­da la­bo­ral, pa­ra lo cual ne­ce­si­ta­ba, se­gún nos con­ta­ron, por lo me­nos 500 mil pe­sos.

El co­pe­te fa­vo­ri­to de Ga­ray era el vod­ka tó­ni­ca, y le po­nía en gran­des can­ti­da­des; tan­tas que en di­ciem­bre del 2007, a las 4.20 de la ma­dru­ga­da, es­tu­vo in­vo­lu­cra­do en un ac­ci­den­te au­to­mo­vi­lís­ti­co en Las Con­des en el que par­ti­ci­pa­ron otros dos vehícu­los. El pró­fu­go (que an­da­ba con dos se­ño­ri­tas) mar­có 2,7 gra­dos en la al­coho­le­mia.

El pro­duc­tor noc­turno Gus­ta­vo Pra­de­nas nos con­tó que el Ra­fa se com­por­ta­ba con las mi­nas co­mo un ma­cho al­fa pre­po­ten­te y vio­len­to que no per­mi­tía que otros ca­ba­lle­ros se acer­ca­ran a su ha­rem.

En un to­pless ha­bría co­no­ci­do a una bai­la­ri­na ru­sa, con quien en­ta­bló una re­la­ción sen­ti­men­tal y ha­bría si­do vis­to en los pa­si­llos de La Red. En esa opor­tu­ni­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.