CAPACITAN A PROFES DE LO BARNECHEA EN PRÁC­TI­CAS DE VI­DA SA­LU­DA­BLE

La Cuarta - - MI BARRIO POP -

Des­de aho­ra los pin­güi­ni­tos de Lo Barnechea ca­cha­rán to­dos los be­ne­fi­cios de lle­var una vi­da sa­lu­da­ble. Es­to lue­go que ayer profes de distintos co­le­gios de la co­mu­na par­ti­ci­pa­ran en la jor­na­da “Vi­da ac­ti­va, edu­ca­ción y sa­lud”, que se reali­zó en el Cen­tro Cul­tu­ral El Tran­que.

La ac­ti­vi­dad fue or­ga­ni­za­da por el gim­na­sio pa­ra ni­ños B-Ac­ti­ve y con­tó con ex­po­si­to­res en­te­ro ca­pe­ru­zos en el área de la sa­lud y la ac­ti­vi­dad fí­si­ca, quie­nes ex­pli­ca­ron te­mas tan di­ver­sos co­mo los ries­gos y pro­ble­mas de la obe­si­dad in­fan­til, tan­to des­de el pun­to de vis­ta me­ta­bó­li­co co­mo múscu­lo-es­que­lé­ti­co, además de es­ta­ble­cer có­mo la ac­ti­vi­dad fí­si­ca y el ejer­ci­cio afec­tan en el de­sa­rro­llo in­fan­to-ju­ve­nil.

Raúl Ur­bi­na, ge­ren­te téc­ni­co de B-Ac­ti­ve, ex­pli­có que en nues­tro país “los ni­ños jue­gan seis mil ho­ras me­nos de lo re­co­men­da­do in­ter­na­cio­nal­men­te. Los da­tos se­ña­lan a la po­bla­ción in­fan­til co­mo una de las más se­den­ta­rias del mun­do”. En esa pa­rá, de­ta­lló que los bro­qui­tas que rea­li­zan ejer­ci­cio, in­de­pen­dien­te­men­te del pe­so, tie­nen me­nos fac­to­res de ries­go, pues “son más há­bi­les, dis­po­nen de más ener­gía, lo que les per­mi­te rea­li­zar las ac­ti­vi­da­des de la vi­da dia­ria con ma­yor efi­cien­cia y así ser más fe­li­ces”.

Por su li­tro, la pre­si­den­ta de la Fun­da­ción Chi­le Vi­ve Sano, Ce­ci­lia Mo­rel, acu­só que “dos ter­cios de nues­tra po­bla­ción es obe­sa, y lo que es más gra­ve, el 88% de la po­bla­ción es se­den­ta­ria”. Agre­gó que “el te­ma aho­ra no es só­lo vi­vir más, sino có­mo lo va­mos a vi­vir” y pa­ra ello com­par­tió los cua­tro pi­la­res de vi­da sa­na que pro­mue­ve su fun­da­ción: ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble, la prác­ti­ca de ac­ti­vi­dad fí­si­ca, la fa­mi­lia y dis­fru­tar de la na­tu­ra­le­za y el ai­re li­bre.

Un po­co más allá es­ta­ba el je­fe del Cen­tro de Me­di­ci­na del De­por­te de Clí­ni­ca Las Con­des, doc Fran­cis­co Ver­du­go. El Pan­cho ex­pli­có que “la in­ter­ven­ción no de­be fo­ca­li­zar­se só­lo en el ni­ño en sí, sino que tam­bién en su nú­cleo fa­mi­liar. Cuan­do los pa­pás son ac­ti­vos au­men­ta ca­si seis ve­ces las pro­ba­bi­li­da­des que el ni­ño sea ac­ti­vo cuan­do adul­to. Al con­tra­rio, cuan­do los pa­pás son se­den­ta­rios, es cua­tro ve­ces más pro­ba­ble que sea se­den­ta­rio en la adul­tez”

Las ca­chan to­das

Con la ca­pa­ci­ta­ción de B-Ac­ti­ve los profes de la co­mu­na sa­lie­ron ca­pos en vi­da sa­na y há­bi­tos sa­lu­da­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.