Rei­ne­ta:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Lo más lin­do en una mu­jer con pe­cas son pre­ci­sa­men­te sus man­chi­tas y lu­na­res ro­ji­zos, que por lo de­más son más sen­sua­les y ca­li­fas que cual­quier hom­bre desea­ría. Hay ac­tri­ces de Holly­wood que la han des­co­si­do por te­ner pe­cas. Es más, de­be sen­tir­se pri­vi­le­gia­da con su ca­ri­ta. Me ima­gino su es­pal­da y ten­go que ir a bus­car el mar­ti­llo pa­ra pe­gar­me en el man­gua­co. Es que es muy sexy eso mi pe­rri­ta. Pre­gún­te­le a cual­quier hom­bre y a cual­quier mu­jer si le gus­ta­ría te­ner pe­cas. Le ga­ran­ti­zo que sí. Ob­vio, si ti­ran cual­quier pin­ta y son dis­tin­tas. Se­gu­ro es co­lo­ri­na. Y la vie­ja amar­gá del co­le­gio la mi­ró y le di­jo eso al ca­bro chi­co de pu­ra en­vi­dio­sa. No pes­que. Y agra­dez­ca que es dis­tin­ta. Acá en el dia­rio te­ne­mos al gua­ton­ci­to pe­co­so y la rom­pe con las ni­ñas del ra­tón mi­quéi. Aun­que par­te co­mo avión y ter­mi­na so­li­to en el baño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.