Ha­lló “es­ta­tua eró­ti­ca” a dos me­tros de pro­fun­di­dad

Pa­to Gae­te des­cu­brió a la da­ma de pie­dra cuan­do rea­li­za­ba tra­ba­jos en su pro­pie­dad pa­ra cons­truir unas ca­ba­ñi­tas, en To­mé

La Cuarta - - PAÍS - RI­CAR­DO MAN­ZUR @la­cuar­ta_­man­zur www.la­cuar­ta.com

Los clá­si­cos cha­que­te­ros ase­gu­ran que só­lo es una bur­da imi­ta­ción de una obra del Fe­ña Bo­te­ro. Otros, más op­ti­mis­tas y de buen co­ra­zón, creen que se tra­ta de un ha­llaz­go ar­queo­ló­gi­co que in­clu­so au­men­ta­rá el tu­ris­mo en To­mé.

Lo cier­to es que Pa­tri­cio Gae­te que­dó de una pie­za cuan­do el sá­ba­do pa­sa­do ex­ca­va­ba en su pro­pie­dad y ha­lló una “es­ta­tua eró­ti­ca” en­te­rra­da a dos me­tros de pro­fun­di­dad.

El Pa­to con­tó que des­cu­brió la obra mien­tras rea­li­za­ba tra­ba­jos pa­ra la cons­truc­ción de una lin­das cabañas en la co­mu­na de la Re­gión del Bío Bío.

“Jus­to ese día es­ta­ba ex­ca­van­do y nos en­con­tra­mos con es­ta sor­pre­sa. Que­dé im­pac­ta­do”, con­tó el to­me­cino, quien aña­dió que la fi­gu­ra mi­de 2 me­tros 50 cen­tí­me­tros.

Co­mo Gae­te no le pe­ga mu­cho al asun­to y no sa­bía qué ha­cer, al to­que lla­mó a uno de sus ami­gos, Jai­me Eriz, un em­pre­sa­rio que co­lec­cio­na es­cul­tu­ras en To­mé.

Eriz lo­reó la es­cul­tu­ra con de­ten­ción y ver­seó: “tie­ne al me­nos 70 años, por­que usa­ron una amal­ga­ma an­ti­gua pa­ra es­cul­pir­la. Y pa­ra mí no es una obra eró­ti­ca, sino que re­pre­sen­ta a una mu­jer que da­rá a luz”, di­jo el hom­brón, quien le acon­se­jó a su so­cio de­te­ner el des­en­tie­rro pa­ra ana­li­zar­la con ex­per­tos.

Aña­dió que es un com­ple­to mis­te­rio el lu­gar en que la en­con­tra­ron. “Acá ha­bía un mu­ro gi­gan­te. Tal vez su au­tor la en­te­rró pa­ra es­con­der­la o sim­ple­men­te fue un ac­ci­den­te”.

Clau­dio Or­te­ga, es­cul­tor de la zo­na, tam­bién en­tre­gó su opi­nión: “mis co­no­ci­mien­tos de es­cul­tu­ras me di­cen que la per­so­na que lo hi­zo tie­ne un avan­za­do de­sa­rro­llo es­cul­tó­ri­co, ya que hi­zo im­ple­men­ta­ción de va­rios ma­te­ria­les pa­ra con­cluir es­ta obra. Son ma­te­ria­les de an­ta­ño”..

La si­tua­ción fue no­ti­fi­ca­da al Con­se­jo de Mo­nu­men­tos Na­cio­na­les pa­ra co­no­cer de qué se tra­ta el ha­llaz­go y de­ter­mi­nar su even­tual apor­te his­tó­ri­co pa­ra la co­mu­na.

Ex­per­tos ase­gu­ran que la fi­gu­ra de más de dos me­tros de lar­go tie­ne al me­nos 70 años de antiguedad y re­pre­sen­ta­ría a una mu­jer en tra­ba­jo de par­to.

Pa­ra­li­zó las obras El ha­llaz­go ar­queo­ló­gi­co obli­gó a Gae­te a pa­ra­li­zar las obras en su pro­pie­dad. “Si no me dan una res­pues­ta lue­go, ten­dré que mo­ver­la”, di­ce.

Un mis­te­rio Na­die en­tien­de por qué es­tá obra es­ta­ba en­te­rra­da a dos me­tros de pro­fun­di­dad. Es el mis­te­rio de To­mé.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.