Aten­ti con el cán­cer pul­mo­nar

Los fu­ma­ro­las son los com­pi­pas que es­tán más en ries­go de su­frir­lo

La Cuarta - - PARA SERVIRLE -

La adic­ción al he­dion­do ci­ga­rro es un vi­cio que, la­men­ta­ble­men­te es­tos úti­mos años, ha cre­ci­do co­mo la es­pu­ma de un schop he­la­di­to. Ojo, que echar hu­mi­to es la cau­sa prin­ci­pal del cán­cer de púl­món en la ba­rra pop.

La co­sa es que cuan­do se de­ja caer es­te pa­ta­tús, es por­que exis­te un cre­ci­mien­to ex­ce­si­vo de cé­lu­las ma­lig­nas en el pul­món y los te­ji­dos que lo ro­dean. En mu­chas oca­sio­nes, és­tas se pue­den pro­pa­gar a tra­vés de los va­sos san­guí­neos y lin­fá­ti­cos ha­cia otros ór­ga­nos del body. Si tiene la ma­la cos­tum­bre de fu­mar pu­cho, el bron­co­pul­mo­nar de Vi­dain­te­gra­ten­ga, Víc­tor Alis­te, lo ad­vier- te de los sín­to­mas a los cua­les po­ner aten­ción, y si los pre­sen­ta, apa­gar el ci­ga­rro e ir al doc.

Tos con­tí­nua o em­peo­ra con el tiem­po. Fle­ma con san­gre. Bro­qui­tis o pul­mo­nía cons­tan­te.

Pér­di­da de pe­so. Fal­ta de ape­ti­to. Fa­ti­ga. Dis­nea: fal­ta de ai­re. Cam­bios de voz o los fa­mo­sos “ga­llos” en for­ma per­sis­ten­te. Hin­cha­zón del cue­llo y ca­ra­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.