Ton­tos ha­cen pe­bre a vi­ce­mi­nis­tra ucra­nia­na por sa­car­se fo­ti­tos hot

La Cuarta - - LA VUELTA AL MUNDO -

No fal­tó el ma­chis­ta ucra­niano que al­ti­ro se es­can­da­li­zó al ver la be­llas y ar­tís­ti­cas fo­tos que filtraron de la vi­ce­mi­nis­tra del In­te­rior, Anastia Deeva.

Re­sul­ta que unos ton­tos sin res­pe­to hi­cie­ron pú­bli­cas imá­ge­nes de la fun­cio­na­ria de 24 años en las que apa­re­ce con po­qui­ta ro­pa y en su­ge­ren­tes po­si­cio­nes.

Y co­mo en el mun­do so­bran los pe­re­gi­les, la po­lé­mi­ca al­can­zó tin­tes po­lí­ti­cos: se ha pues­to en du­da la ca­pa­ci­dad de la chi­qui­lla pa­ra desem­pe­ñar su car­go.

Deeva tiene la la­bor de in­te­grar a Ucra­nia a la Unión Eu­ro­pea. Un an­he­lo de esa na­ción que lle­va años sin con­cre­tar­se. De­bi­do a la im­por­tan­cia que tiene su car­go, los opo­si­to­res pren­die­ron con agua tras la fil­tra­ción. Ase­gu­ran que la jo­ven “no es­tá ca­li­fi­ca­da pa­ra el pues­to”.

Pe­ro su je­fa­zo, el mi­nis­tro del In­te­rior, Ar­sen Ava­kov, le pu­so to­das le pres­tó to­do el ro­pe­ro. Di­jo que las fo­tos son par­te de la vi­da pri­va­da de la jo­ven y que na­die pue­de juz­gar la in­ti­mi­dad de otra per­so­na.

Otros amermelados han cri­ti­ca­do la ju­ven­tud y el pa­sa­do de la jo­ven. Di­cen que si no pue­de con­tro­lar su vi­da pri­va­da, no es­tá en con­di­cio­nes de go­ber­nar ni de to­mar de­ci­sio­nes pa­ra el país.

“Es­toy or­gu­llo­sa de es­tar don­de es­toy. Lu­cha­ré por­que Ucra­nia sea un país li­bre y mo­derno, li­bre de pre­jui­cios y do­bles morales”, de­cla­ró Deeva a la pren­sa ucra­nia­na.

La jo­ven de 24 años es la en­car­ga­da de in­te­grar a su país a la Unión Eu­ro­pea. Be­lla e in­te­li­gen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.