“YO SOY EL VER­DA­DE­RO ESPINITA”

SERGE FRANCOISE, EL MAYORDOMO DE “AMOR CIEGO”, CUEN­TA LA FIR­ME SO­BRE EL PER­SO­NA­JE:

La Cuarta - - ESPECTÁCULOS - SALOMON MANZUR @la­cuar­ta_­sa­lo www.la­cuar­ta.com

Pa­ra mu­chos en el es­pec­tácu­lo el nom­bre de Serge Fran­co­is no di­ce mu­cho, sal­vo que les re­cuer­de el reality de ci­tas “Amor Ciego”, de Ca­nal 13. “Aaaah, el mayordomo fran­cés que se las sa­bía to­das”. Sí, ese mis­mo, pe­ro el caballero re­fi­na­do tie­ne otra his­to­ria: fue el pri­me­ro en per­so­ni­fi­car al chu­pa­me­dias de “Espinita”, en 1972 en Ca­nal 7, que se trans­for­mó en TVN.

El hom­bre se lla­ma Serge Francoise So­to Cal­de­rón y su vida es co­mo pa­ra una no­ve­la. Ac­tor de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, di­rec­tor y pro­duc­tor de te­le­vi­sión, ex ca­de­te de la Es­cue­la Mi­li­tar, exi­lia­do, mi­li­tar y bom­be­ro en Fran­cia, ade­más de guía tu­rís­ti­co en la sel­va del Ama­zo­nas.

Pe­ro pa­ra los ava­ta­res del es­pec­tácu­lo con ai­res de “re­tro­fa­rán­du­la”, el ar­tis­ta se al­za co­mo el crea­dor del per­so­na­je que se hi­cie­ra fa­mo­so en la te­le a co­lor en 1978 con el “Jap­pe­ning con Ja”.

La his­to­ria na­ce en 1972, cuan­do a Fer­nan­do Alar­cón y Eduar­do Ra­va­ni, co­no­ci­dos por ha­cer­las to­das en el hu­mor y el es­pec­tácu­lo den­tro y fue­ra de la te­le­vi­sión, se les unió Serge Fran­co­is, en ese tiem­po co­no­ci­do co­mo Pan­cho So­to o Franco Sot­to, pa­ra me­ter mano en el pro­gra­ma de hu­mor “Es­ca­pe Li­bre”, que iba to­dos los vier­nes, de 21 a 21.30 ho­ras.

En en­tre­vis­ta con La Cuar­ta, Serge Francoise con­tó có­mo sur­gió “Espina” o “Espinita”.

-¿Cuán­do na­ció el per­so­na­je?

-Espinita na­ció en Pe­rú, don­de vi­ví en­tre 1967 y 1969. Yo ha­bía for­ma­do una com­pa­ñía que se lla­ma­ba Pe­que­ño Tea­tro de Cá­ma­ra de Li­ma, con los ac­to­res Eduar­do Gui­llén y Ce­ci­lia Gra­na­di­nos. Y par­ti­mos a ha­cer tea­tro a pro­vin­cia y otros paí­ses, y uno de los téc­ni­cos era Gui­ller­mo Espina, que ha­bía si­do es­ce­nó­gra­fo del Ca­nal 9 de la Uni­ver­si­dad de Chi­le.

- ¿Y por qué fu­nó al téc­ni­co?

- Espina me qui­so co­mer la co­lor con mi no­via Ce­ci­lia Gra­na­di­nos, y era un per­so­na­je me­dio pa­te­ro y que pe­se a que otros je­fes lo tra­ta­ban mal, Espina era más sa­la­me­ro con ellos. Y cuan­do ter­mi­nó lo del tea­tro le avi­sé a Espina que iba a ha­cer un per­so­na­je con él pa­ra no te­ner pro­ble­mas le­ga­les.

-¿Y có­mo lle­gó “Espina” a la te­le­vi­sión?

-Lle­gó en 1972, cuan­do Augusto “Pe­rro” Olivares, en­ton­ces di­rec­tor de TVN, me jun­tó con Ra­va­ni y Alar­cón, que eran muy gra­cio­sos y se dis­fra­za­ban en el ca­nal pa­ra ha­cer tra­ve­su­ras. Fue pa­ra re­em­pla­zar a los dos hu­mo­ris­tas ori­gi­na­les de “Es­ca­pe Li­bre”, que es­ta­ba muy acar­to­na­do y fo­me. No sa­lían del hu­mor tí­pi­co y vul­gar. Ade­más, en 1972, ha­bía mu­cha ten­sión social.

- ¿Y Espina de­bu­tó con ese nom­bre?

- Con ese nom­bre, en un gag de la Ofi­ci­na, don­de Ra­va­ni era El Je­fe, Alar­cón era Ca­ni­trot y yo, que era Espina o Espinita. Los chis­tes bue­nos, los que ha­cían reír, los con­ta­ba Ca­ni­trot, pe­ro El Je­fe no se reía. Espina, o sea yo, con­ta­ba un chis­te fo­me y El Je­fe se reía. In­ven­ta­mos la “cor­ba­ta mu­si­cal”, el “la­va­to­rio mu­si­cal”, to­do pa­ra agra­dar al Je­fe. In­clu­so has­ta ve­det­tes se in­cluían en el pro­gra­ma… Yo soy el pri­mer Espinita, el crea­dor, el ver­da­de­ro, de 1972.

Jor­ge Pe­dre­ros, en el rol chu­pa­me­dias

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.