PROSTÍBULO CON CUÁTICO AL­TAR LLENO DE COLALESS Y JUGUETITOS HOT

Alla­na­mien­to en La Flo­ri­da de­jó al des­cu­bier­to al­tar con ofren­das de colaless y fi­gu­ras fá­li­cas

La Cuarta - - PORTADA - MA­NUEL ARÉVALO @la­cuar­ta_­ma­nuel www.la­cuar­ta.com

En­tre colaless mul­ti­co­lo­res y ve­las, las es­for­za­das tra­ba­ja­do­ras de un prostíbulo en La Flo­ri­da le agra­de­cían a una cum­pli­do­ra dia­bli­ta por la llu­via de ca­li­fas que ter­mi­na­ban con sus bi­lle­te­ras se­cas de tan­to go­zar.

El al­tar fue ca­cha­do por los sa­bue­sos de la PDI, los que lle­ga­ron aler­ta­dos por los cons­tan­tes re­cla­mos de los ve­ci­nos del sec­tor de Ave­ni­da Mé­xi­co con En­ri­que Oli­va­res, quie­nes no po­dían vi­vir tran­qui­los con la ca­sa de hui­fas fun­cio­nan­do las 24 ho­ras del día.

“En es­te al­tar ha­bían va­rias fi­gu­ras fe­me­ni­nas pin­ta­das de ro­jo, ade­más de ve­las de dis­tin­tos ta­ma­ños. La due­ña del lu­gar se jac­ta­ba del es­ti­lo de vi­da que lle­va­ban y le da­ban agra­de­ci­mien­to por la pros­pe­ri­dad del ne­go­cio”, ex­pli­có a La Cuar­ta el sub­co­mi­sa­rio Cris­tián Re­ta­mal, je­fe de aná­li­sis de la Pre­fec­tu­ra Sur.

La re­gen­ta, iden­ti­fi­ca­da con las ini­cia­les X.A.A. de 52 años, te­nía va­rias ar­mas en el lu­gar, las que, se­gún ella, eran pa­ra de­fen­der­se de los clien­tes por­fia­dos que que­rían su­bir al ring de cua­tro pe­ri­llas al gra­tín.

“La mu­jer te­nía va­rias cá­ma­ras de se­gu­ri­dad en el ile­gal es­ta­ble­ci­mien­to, por lo que se po­dían ade­lan­tar al tra­ba­jo po­li­cial. An­te eso tu­vi­mos que in­gre­sar de gol­pe y sor­pre­sa”, acla­ró el po­li Re­ta­mal.

En el lu­gar se de­tu­vo a la re­gen­ta, a su hi­ja me­nor de edad, dos elás­ti­cas tra­ba­ja­do­ras y un ma­cho que las ofi­cia­ba de ca­je­ro, mo­zo y guar­dia de lu­ma gol­pea­do­ra. Ade­más, in­cau­ta­ron 19 mi­llo­nes 850 mil pe­sos en efec­ti­vo, una pis­to­la, un re­vól­ver y tres ar­mas a fo­gueo. Ex­trao­fi­cial­men­te no se des­car­ta que el di­ne­ro pro­ven­ga tan­to del ca­che­teo co­mo de la ven­ta de dro­gas.

“El di­ne­ro de­co­mi­sa­do es en su ma­yo­ría con bi­lle­tes de al­ta de­no­mi­na­ción. Una de las mu­je­res de­te­ni­das es de ori­gen do­mi­ni­cano, por lo que se es­tá tra­ba­jan­do en su de­por­ta­ción”, afir­mó al dia­rio pop el sub­co­mi­sa­rio Re­ta­mal.

X.A.A. lle­va­ba al me­nos 2 ca­len­da­rios tra­ba­jan­do en ese lu­gar re­si­den­cial. Sin em­bar­go, an­te­rior­men­te ha­bía le­van­ta­do otro lu­pa­nar en otra zo­na de La Flo­ri­da.

La re­gen­ta aper­ci­bi­da por or­den de la jus­ti­cia que­dó li­bre­ta, pe­ro con la or­den de que con­tes­te en cual­quier mo­men­to el lla­ma­do de la Jus­ti­cia. Mien­tras tan­to, los ve­ci­nos po­drán des­can­sar por un tiem­po de los au­lli­dos y el go­ce de­sen­fre­na­do.

Se­xo, ar­mas y co­chi­ná Los ve­ci­nos del sec­tor es­ta­ban cha­tos con el bu­lli­cio, ya que los clien­tes lle­ga­ban a to­da ho­ra. Les pi­lla­ron ar­mas y di­ne­ro pro­duc­to de las dro­gas y el com­ba­te cuer­po a cuer­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.