Da­tos im­per­di­bles pa’ evi­tar una in­to­xi­ca­ción por me­di­ca­men­tos

Co­mo los ni­ños son sú­per cu­rio­sos, los pa­pis de­ben guar­dar­los ba­jo sie­te lla­ves

La Cuarta - - PAÍS -

Una in­to­xi­ca­ción por el con­su­mo de cier­tos me­di­ca­men­tos, es igual de pe­lu­do que me­ter los de­dos mo­ja­dos al en­chu­fe.

El pe­dia­tra y coor­di­na­dor mé­di­co de Help, doc Fer­nan­do Mar­tí­nez, ase­gu­ra cruz pa’l cie­lo que una in­to­xi­ca­ción por re­me­dios “es más fre­cuen­te en los ni­ños, por su afán ex­plo­ra­dor y de lle­var­se to­do a la bo­ca. Pue­den in­ge­rir una al­ta do­sis y po­drá te­ner di­ver­sas ma­ni­fes­ta­cio­nes, de­pen­dien­do del me­di­ca­men­to”.

Sin em­bar­go, los adul­tos no que­dan exen­tos de su­frir es­te fe­nó­meno y “lo que es más fre­cuen­te, en es­pe­cial en aque­llos pa­cien­tes con múl­ti­ples en­fer­me­da­des, es que to­man mu­chos me­di­ca­men­tos que por in­ter­ac­ción en­tre los mis­mos apa­rez­can efec­tos ad­ver­sos de uno de ellos”, agre­ga el ga­leno.

Co­mo la co­sa no es pa­ya­seo, el doc le en­tre­ga al­gu­nos da­tos pa’ que se cui­de de su­frir un en­ve­ne­na­mien­to con fár­ma­cos:

■ No au­to­me­di­car­se.

■ To­mar só­lo las do­sis re­ce­ta­das y por el tiem­po in­di­ca­do.

■ Los pa­dres de­ben man­te­ner los me­di­ca­men­tos fue­ra del al­can­ce de los ni­ños.

■ Guar­de los re­me­dios con puer­tas se­gu­ras y en­va­ses bien ce­rra­dos.

Pón­ga­leHARTOOJO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.