Adul­tos:

La Cuarta - - VIDA SANA -

■ La le­che jue­ga un pa­pel im­por­tan­te en el man­te­ni­mien­to de la salud y la pre­ven­ción de las en­fer­me­da­des cró­ni­cas.

■ De­bi­do a que la ma­sa ósea má­xi­ma no se al­can­za has­ta la ter­ce­ra dé­ca­da de vi­da, es par­ti­cu­lar­men­te im­por­tan­te pa­ra los adul­tos cu­brir el re­que­ri­mien­to de cal­cio, pro­teí­nas y vi­ta­mi­na D, con el fin de pre­ve­nir la os­teo­po­ro­sis.

■ La fal­ta de es­tró­geno en mu­je­res post­me­no­páu­si­cas pro­du­ce una dis­mi­nu­ción en la ab­sor­ción y uti­li­za­ción del cal­cio, sien­do el fac­tor más im­por­tan­te en el desa­rro­llo de la os­teo­po­ro­sis en mu­je­res ma­yo­res.

■ Ade­más, una in­ges­ta ade­cua­da de cal­cio, au­men­ta la efi­ca­cia de los mé­to­dos hor­mo­na­les y far­ma­co­ló­gi­cos pa­ra el tra­ta­mien­to de la os­teo­po­ro­sis.

■ Pa­ra el adul­to ma­yor, la le­che es un ali­men­to muy nu­tri­ti­vo ya que apor­ta ener­gía, vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les, ayu­da a hi­dra­tar y me­jo­rar las de­fen­sas del or­ga­nis­mo. ■ Por su con­te­ni­do de po­ta­sio ayu­da a con­tro­lar la pre­sión y pre­ve­nir en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res.

■ Ade­más, es fuen­te de pro­teí­na. Una ba­ja in­ges­ta de pro­teí­nas se aso­cian con la os­teo­po­ro­sis y ma­yor ries­go de frac­tu­ras.

■ La le­che y pro­duc­tos lác­teos se en­cuen­tran en­tre los más al­tos pro­vee­do­res de cal­cio.

■ El con­su­mo de 3 por­cio­nes de lác­teos al día pue­de pro­por­cio­nar la ma­yo­ría de los re­que­ri­mien­tos dia­rios de cal­cio.

Exis­ten tres ti­pos de le­ches: le­che des­cre­ma­da (0% gra­sa), se­mi­des­cre­ma­da (15-18% gra­sa) y le­che en­te­ra (26-32 % gra­sa). Los tres ti­pos de le­ches con­tie­nen los mis­mos nu­trien­tes, pe­ro su úni­ca di­fe­ren­cia es el con­te­ni­do de gra­sa. Por ello, a ma­yor can­ti­dad de gra­sas, más ca­lo­rías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.