Doc­tor Ca­ri­ño:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA - BASTIÁN

¿Se­rá pe­ca­do enamo­rar­se de la her­ma­na de mi ami­go? Con el Pe­pe so­mos yun­tas des­de chi­cos y jus­to aho­ra, des­pués de 15 años, su sis­ter re­gre­só de Ar­gen­ti­na. Cuan­do éra­mos pen­dex, la ca­bra era gua­gua y su ma­má se la lle­vó a Bue­nos Ai­res. Y mi com­pa­dri­to me in­vi­tó al asa­do de bien­ve­ni­da. Cuan­do apa­re­ció la ex gua­gua, que­dé con la len­gua en el sue­lo y los ojos en el bol­si­llo de mi ca­mi­sa. Era una Ya­yi­ta de Con­do­ri­to. Chi­ca, pe­chu­go­na, po­to­na y sim­pá­ti­ca. Que­dé pren­di­do y bai­lé toda la no­che con ella.

Lo pen­ca vino des­pués, por­que ella mis­ma me lle­vó pa­ra una pie­za y me ba­jó los to­lom­pas. Ahí, ima­gí­ne­se lo que me hi­zo. De re­pen­te en­tró el Pe­pe y me sa­có la cres­ta. Me subí mis pan­ta­lo­nes y co­rrí des­pués de la pa­tea­du­ra. A ella la amo y a mi ami­go lo quie­ro. Pe­ro los per­de­ré a los dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.