Pe­rro:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Lo que le pa­só a us­ted es nor­mal, pe­ro cla­ra­men­te que acá hay una co­sa que nun­ca se da: fue to­do en muy po­co tiem­po, po’h hi­jo. Es de­cir, la co­no­ció, co­mió asa­do, se pe­gó la zan­go­lo­tea­da, se la aga­rró y des­pués ter­mi­nó ca­mi­nan­do a lo pin­güino con los pan­ta­lo­nes aba­jo y re­ci­bien­do cual­quier ca­chu­cha­zo. Ha­ble con su bro­der y dí­ga­le sin­ce­ra­men­te lo que sien­te por su her­ma­na. Si com­pren­de se­rán to­dos fe­li­ces, pe­ro pa­ra él la ima­gen de su ami­go con su her­ma­na en la pie­za y ves­ti­do de Adán, no la ol­vi­da­rá. Di­fí­cil que vuel­va a ser lo mis­mo. Di­fí­cil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.