Mi­ji­to:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Le pu­bli­co la car­ta só­lo por com­pa­sión y pa­ra que los cabros que leen el dia­rio se­pan que no to­do es pa­lan­queo. Acá mi ca­ba­lle­ro hay un pro­ble­ma de­ma­sia­do gra­ve. Lo que es­tá pen­san­do e ima­gi­nan­do no es nor­mal. Es des­ca­rria­do. Es­tá bien que a la se­ño­ra no la ha­ya vis­to en su vi­da, pe­ro acá hay san­gre de por me­dio. Es la her­ma­na de su tai­ta y por sus cin­cuen­ta pe­ras po­dría ser has­ta su abue­la. Ha­ble con su ma­mi­ta y cuén­te­le to­do lo que le pa­sa. Aún es un chi­qui­llo que no sa­be lo que pien­sa, pe­ro su pro­ge­ni­to­ra no ten­drá du­da de man­dar­lo a un si­có­lo­go. Ne­ce­si­ta una bue­na orien­ta­ción, más allá de un char­la­tán que se cree bueno como yo. Es se­rio mi rey. Va­ya a un es­pe­cia­lis­ta. Pue­de ser una vo­lá no­más, pe­ro de­be ir a un ex­per­to en la ma­te­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.