Lo bueno y lo ma­lo de mo­ver el body en la ca­lle y en el gim­na­sio

De­pen­de de ca­da com­pi­pa ele­gir el es­pa­cio, pe­ro la co­sa es ha­cer ejer­ci­cio

La Cuarta - - PARASERVIRLE - Por Ale­xis Torres Ur­zúa

Con la lle­ga­da del ca­lor­ci­to y ca­chan­do que fal­ta po­ca­zo pa’ las va­ca­cio­nes de ve­rano, mu­chos ya co­mien­zan a dar­le du­ro a los ejer­ci­cios y así lu­cir las ca­lu­gas en las pla­yas y pis­ci­nas.

Con tan­to al­bo­ro­to por ba­jar la pon­che­ra sur­ge la pre­gun­ta: ¿es me­jor ha­cer ejer­ci­cio al ai­re li­bre o ins­cri­bir­se en un gim­na­sio, ah? Am­bas mo­da­li­da­des tie­nen sus be­ne­fi­cios y des­ven­ta­jas. Además de ser gra­tis, los be­ne­fi­cios de mo­ver el cu­cu al ai­re li­bre me­jo­ra la res­pi­ra­ción, lo que ayu­da a as­pec­tos psi­co­ló­gi­cos co­mo el es­trés y la ten­sión. “Una des­ven­ta­ja de ele­gir ejer­ci­cios fue­ra de casa es que es­tá con­di­cio­na­do por el clima. Se tien­de a dis­mi­nuir la prác­ti­ca de ac­ti­vi­dad fí­si­ca en días fríos o llu­vio­sos”, suel­ta la je­fa de ca­rre­ra de Téc­ni­co De­por­ti­vo de Ni­vel Su­pe­rior de la U. del Pa­cí­fi­co, An­drea Lo­bos. Por otra li­tro, prac­ti­car ac­ti­vi­dad fí­si­ca en un gim­na­sio, con un per­so­nal trai­ner y con má­qui­nas es una ac­ti­vi­dad muy atrac­ti­va y mo­ti­van­te, so­bre to­do pa­ra aque­llos que les cues­ta mo­ti­var­se pa­ra en­tre­nar. “Una des­ven­ta­ja no me­nor es que cues­ta di­ne­ro y hay ser­vi­cios co­mo un en­tre­na­dor per­so­nal que sig­ni­fi­can un cos­to adi­cio­nal”, cuen­ta la es­pe­cia­lis­ta. Fi­nal­men­te, la es­pe­cia­lis­ta afir­ma que de­pen­de de ca­da per­so­na ele­gir el es­pa­cio que más le gus­te pa­ra prac­ti­car de­por­te, ya que am­bos tie­nen ven­ta­jas y des­ven­ta­jas, pe­ro “lo ideal es lle­var una com­bi­na­ción de am­bos y lo­grar un equi­li­brio”, cie­rra la pro­fe.

Pón­ga­leHARTOOJO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.