El otro Tac­na­zo y el ase­si­na­to de Sch­nei­der

La Cuarta - - PAÍS -

Al­gu­nos ami­gos re­cor­da­mos a Re­né Sch­nei­der Ar­ce, al cum­plir­se 3 años de su muer­te. Fue fun­da­dor de TVN, en el gru­po de jó­ve­nes pe­rio­dis­tas que hi­cie­ron ca­rre­ra crean­do y di­ri­gien­do pro­gra­mas. Di­ri­gió “El Fes­ti­val de la Una”; “La En­tre­vis­ta del Do­min­go”; el in­fan­til “La Ca­fe­te­ra Vo­la­do­ra”; la te­le­se­rie “A la som­bra del ángel”; la mi­ni­se­rie “Sor Te­re­sa de los Andes” y en 1992 es­tu­vo a car­go de la trans­mi­sión del con­cier­to de Guns & Ro­ses en el Es­ta­dio Na­cio­nal.

Sin em­bar­go, el he­cho que mar­có su vi­da fue el ase­si­na­to de su pa­dre, el ge­ne­ral Re­né Sch­nei­der Che­reau, co­man­dan­te en je­fe del Ejér­ci­to. Mu­rió tres días des­pués del aten­ta­do (22/10/70). Al día si­guien­te su hi­jo en­tró a mi ofi­ci­na y me pre­gun­tó “¿Por qué lo ma­ta­ron? ¿Sa­bes al­go tú? ¿Pue­des ayu­dar­me? Si pue­des, ave­rí­gua­lo”.

Vi su ros­tro tris­te y ojos llo­ro­sos. Le di­je que lo ha­ría. Re­cor­da­ba que, al asu­mir, el ge­ne­ral di­jo que los prin­ci­pios y doc­tri­na­les fun­da­men­ta­les del Ejér­ci­to “per­ma­ne­cen in­con­mo­vi­bles fren­te a quie­nes han pre­ten­di­do per­tur­bar su nor­mal con­duc­ta de ac­ción”.

Al­gu­nos días des­pués pu­bli­qué el re­sul­ta­do de mi re­por­teo. ¿Dón­de?... En ese en­ton­ces, los dia­rios te­nían un fuer­te co­lor po­lí­ti­co. Por la gra­ve­dad del ca­so, de uno u otro la­do, po­drían cen­su­rar­lo. Re­cu­rrí a Jo­sé Gó­mez López y Eu­ge­nio Li­ra Mas­si, quie­nes acep­ta­ron pu­bli­car­lo en el dia­rio “Pu­ro Chi­le”.

Du­ran­te 3 días pu­bli­ca­mos la in­for­ma­ción re­co­pi­la­da. El re­por­teo vin­cu­la­ba al ca­so al ge­ne­ral Ro­ber­to Viaux, el mis­mo que un año an­tes (21/10/69) ha­bía di­ri­gi­do el Tac­na­zo (*), acuar­te­la­mien­to de ofi­cia­les en el re­gi­mien­to Tac­na exi­gien­do me­jo­ras al Pre­si­den­te Frei.

A me­dia­dos de sep­tiem­bre del ’70, tras las elec­cio­nes que ga­nó Sal­va­dor Allen­de, Viaux se ha­bría reuni­do con al­mi­ran­tes y ge­ne­ra­les de las FF.AA. y Ca­ra­bi­ne­ros. La in­for­ma­ción apun­ta­ba a que ha­brían acor­da­do dar un gol­pe de Estado a fi­nes del go­bierno de Frei Mon­tal­va, pa­ra evi­tar que asu­mie­ra Allen­de y que una jun­ta mi­li­tar go­ber­na­ría el país por 2 años.

El re­por­teo se­ña­la­ba que se crea­ron 2 gru­pos ope­ra­ti­vos, uno en el que ha­bría estado Viaux y en el otro el ge­ne­ral Ca­mi­lo Va­len­zue­la. Ade­más, se armaron una se­rie de or­ga­ni­za­cio­nes opo­si­to­ras a la Uni­dad Po­pu­lar. Así sur­gie­ron NECHI (No En­tre­gue­mos Chi­le); ON (Ofi­ci­na Na­cio­na­lis­ta); LEAL (Legión Ales­san­dris­ta); FRI (Fren­te Re­pu­bli­cano In­de­pen­dien­te) y MOCI (Mo­vi­mien­to Obre­ro Cí­vi­co In­de­pen­dien­te).

Des­de EE.UU. la CIA, por ór­de­nes del Pre­si­den­te Ni­xon, ha­bría en­tre­ga­do a uno de los gru­pos ar­mas cor­tas con nú­me­ro de se­rie bo­rra­dos. Al otro gru­po se le ha­brían en­tre­ga­do ame­tra­lla­do­ras, gra­na­das la­cri­mó­ge­nas y mu­ni­cio­nes. Tras dos in­ten­tos fa­lli­dos, Ni­xon ha­bría or­de­na­do des­ac­ti­var la ope­ra­ción. Va­len­zue­la sus­pen­dió la ta­rea, pe­ro el otro gru­po si­guió has­ta cer­car el au­to­mó­vil del ge­ne­ral Sch­nei­der en la es­qui­na de las Ave­ni­das Mar­tín de Za­mo­ra y Amé­ri­co Ves­pu­cio.

(*) Tam­bién se co­no­ce co­mo Tac­na­zo el gol­pe mi­li­tar de Tac­na, Pe­rú, en 1975, cuan­do el ge­ne­ral Fran­cis­co Morales-Ber­mú­dez de­rro­có al ge­ne­ral Juan Velasco.

Por

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.