12 PA­SOS

La Cuarta - - VIDA SANA -

Si aún es­tá en el agua, sa­car a la per­so­na y ubi­car­la bo­ca arri­ba en una su­per­fi­cie pla­na y du­ra, ale­ja­da del agua. Eva­luar su ni­vel de res­pues­ta. Co­mo ca­da se­gun­do es va­lio­so, los ex­per­tos des­car­tan per­der tiem­po to­man­do el pul­so. De­be fi­jar­se en tres sig­nos ex­ter­nos de cir­cu­la­ción, que pue­den evi­den­ciar si una per­so­na es­tá o no en pa­ro: mo­vi­mien­tos, res­pi­ra­ción y tos. Si reac­cio­na, lo acon­se­ja­ble es po­ner­lo acos­ta­do de cos­ta­do. En la po­si­ción de re­cu­pe­ra­ción, el res­ca­tis­ta la to­ma de una pier­na y un hom­bro y la vol­tea ha­cia sí. Lue­go, de­ja la pier­na que que­da en­ci­ma fle­xio­na­da, con la ca­de­ra y ro­di­lla en án­gu­los rec­tos. La ca­be­za de­be es­tar le­ve­men­te ha­cia atrás. Si no exis­te nin­guno de es­tos sig­nos, se con­si­de­ra que la per­so­na es­tá en pa­ro y de­be ini­ciar­se de in­me­dia­to la RCP. Mien­tras más pre­coz es el ini­cio de la re­ani­ma­ción, me­jo­res se­rán sus re­sul­ta­dos. En pa­ra­le­lo, siem­pre de­be so­li­ci­tar au­xi­lio por los me­dios dis­po­ni­bles y man­te­ner el tra­ba­jo de RCP has­ta la lle­ga­da de ayu­da pro­fe­sio­nal. Pa­ra ini­ciar la RCP, la per­so­na de­be es­tar acos­ta­da de es­pal­das, siem­pre en una su­per­fi­cie pla­na, du­ra y ale­ja­da del agua. La per­so­na que rea­li­za la RCP de­be ubi­car­se de ro­di­llas, al cos­ta­do del ac­ci­den­ta­do. El ma­sa­je se rea­li­za efec­tuan­do com­pre­sión con las ma­nos en el cen­tro del tó­rax, jus­to al me­dio de los pe­zo­nes. La fuer­za se ejer­ce con el cuer­po, man­te­nien­do los bra­zos rec­tos, sin do­blar los co­dos. El ma­sa­je de­be ser enér­gi­co, rá­pi­do y cons­tan­te. En ca­so que quien rea­li­za la ma­nio­bra se can­se, pue­de in­ter­cam­biar con otra per­so­na, in­ten­tan­do man­te­ner la con­ti­nui­dad de las com­pre­sio­nes. El ob­je­ti­vo de la com­pre­sión es que la san­gre vuel­va a cir­cu­lar, por lo que el mo­vi­mien­to de­be ser arri­ba y aba­jo, car­gan­do el tó­rax y per­mi­tien­do su re­ex­pan­sión com­ple­ta, co­mo si fue­ra una es­pon­ja. Aun­que pue­de va­riar entre un lac­tan­te y un adul­to, por ejem­plo, la com­pre­sión de­be hun­dir el tó­rax entre tres y cin­co cen­tí­me­tros. No hay que de­jar la car­ga aba­jo, sino per­mi­tir que se lle­ne el co­ra­zón de san­gre. La com­pre­sión no tie­ne que ser gol­pean­do el tó­rax. Siem­pre de­be ha­ber con­tac­to entre las ma­nos y el pe­cho. Las com­pre­sio­nes de­ben rea­li­zar­se a un rit­mo de al me­nos 100 ve­ces por mi­nu­to, al­ter­nan­do se­ries de 30 com­pre­sio­nes y dos ven­ti­la­cio­nes o res­pi­ra­cio­nes bo­ca a bo­ca. Se acon­se­ja con­tar en voz al­ta, ya que ayu­da a que los tiem­pos sean más re­gu­la­res. La for­ma en que se ejer­ce la com­pre­sión va­ría se­gún edad: en los lac­tan­tes, los re­ani­ma­do­res acon­se­jan rea­li­zar­la con los de­dos ín­di­ce y me­dio. En ni­ños, lo acon­se­ja­ble es em­plear una mano, car­gan­do la ba­se de es­ta con­tra el cen­tro del pe­cho. En un ni­ño gran­de, jo­ven o adul­to, la com­pre­sión se rea­li­za con am­bas ma­nos: la ba­se de una apo­ya­da con­tra el cen­tro del tó­rax y la se­gun­da car­ga­da so­bre la pri­me­ra. La res­pi­ra­ción bo­ca a bo­ca pue­de va­riar se­gún la edad. En ni­ños lac­tan­tes o pe­que­ños, se acon­se­ja le­van­tar le­ve­men­te su bar­bi­lla e in­cli­nar un po­co su ca­be­za ha­cia atrás, po­nien­do al­gu­na pren­da de ro­pa ba­jo sus hom­bros. Es­to ayu­da a sub­sa­nar el ma­yor vo­lu­men que tie­ne la par­te pos­te­rior del crá­neo de los ni­ños pe­que­ños. En ni­ños más pe­que­ños, la bo­ca de la per­so­na que brin­da la res­pi­ra­ción de­be abar­car la bo­ca y la na­riz del me­nor. En los ni­ños más gran­des y adul­tos, la ven­ti­la­ción es de bo­ca a bo­ca, ta­pan­do la na­riz pa­ra evi­tar la sa­li­da del ai­re. En to­dos los ca­sos, la per­so­na que rea­li­za la RCP de­be in­ha­lar por un se­gun­do y no­tar si el tó­rax del ac­ci­den­ta­do se le­van­ta, al me­nos le­ve­men­te, con la in­su­fla­ción del ai­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.