Pón­ga­le ojo al in­som­nio

La Cuarta - - DEPORTES -

Te­ne­mos una so­cie­dad bas­tan­te agi­ta­da, con cos­tum­bres no­ci­vas muy arrai­ga­das. Las ci­fras son “preo­cu­pan­tes” y re­ve­lan que, le­jos de ser cau­sa­das por con­duc­tas in­di­vi­dua­les, es­tán im­pul­sa­das por el es­ti­lo de vi­da que im­po­ne nues­tra so­cie­dad. Más allá de un com­po­nen­te bio­ló­gi­co, el te­ma del sue­ño es un fac­tor si­co­so­cial que es­tá in­flui­do por mu­chos fac­to­res. Es evi­den­te que la ma­ne­ra de vi­vir en Chi­le ge­ne­ra con­di­cio­nes que ha­cen que ten­ga­mos una ma­yor in­ci­den­cia a es­te ti­po de pa­to­lo­gía. El doc­tor de­ta­lla que en­tre los fac­to­res fi­gu­ran:

Des­de te­ner un te­le­vi­sor den­tro de la pie­za has­ta la ma­ne­ra en que se es­truc­tu­ran y re­la­cio­nan las fa­mi­lias.

Tra­ba­jos con lar­gas jor­na­das y, mu­chas ve­ces, im­pro­duc­ti­vas.

Cam­bios de ho­ra don­de pre­do­mi­nan “las ló­gi­cas eco­no­mi­cis­tas”.

La sa­lud men­tal de nues­tra po­bla­ción es­tá afec­ta­da. Si uno mi­ra otros es­tu­dios, se ob­tie­ne que Chi­le es un país con al­tos ín­di­ces de de­pre­sión. Se­gún la si­có­lo­ga Mar­ce­la La­ra hay ta­reas que de­be­mos prac­ti­car al ini­ciar el tu­to: ■ Tra­te de ha­cer agra­da­ble el mo­men­to de ir a dor­mir.

■ Es­ta­blez­ca una ru­ti­na pla­cen­te­ra an­tes de acos­tar­se.

■ Un ba­ño ti­bio, leer o es­cu­char mú­si­ca le ayu­da­rá a re­la­jar­se.

■ Es re­co­men­da­ble to­mar­se un va­so de le­che ca­lien­te (con miel) o bien una in­fu­sión de man­za­nilla o de va­le­ria­na.

■ Sus­pen­da to­da dis­cu­sión, evi­te re­vi­vir los con­flic­tos y no tra­ba­je en la ca­ma.

■ Si tie­ne pro­ble­mas, ha­ble de ellos du­ran­te el día, pe­ro “ol­ví­de­los” por la no­che.

■ No reali­ce es­fuer­zos in­te­lec­tua­les an­tes de acos­tar­se.

■ No se preo­cu­pe si no con­si­gue dor­mir ocho ho­ras, ya que no to­dos ne­ce­si­ta­mos dor­mir lo mis­mo.

■ Seis ho­ras de sue­ño pue­den ser su­fi­cien­tes si és­te es re­pa­ra­dor (es de­cir, si no es un sue­ño in­te­rrum­pi­do o al­te­ra­do por al­gu­na mo­les­tia que per­tur­be el des­can­so).

■ Si es­tá us­ted to­man­do al­gún me­di­ca­men­to, pre­gun­te a su mé­di­co si con­tie­ne in­gre­dien­tes que in­ter­fie­ran el sue­ño, o bien, si el pro­ble­ma de sa­lud que pa­de­ce di­fi­cul­ta el sue­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.