7 TIPS DE LOS “ES­PÍAS” PA’ QUE NO SE LO CIBERCHANTEN

CA­POS DEL SAPEO SE RAJARON CON FÓR­MU­LAS PA­RA NO MOR­DER EL AN­ZUE­LO

La Cuarta - - ESPECTACULOS - @la­cuar­ta_an­dro

El éxi­to en sin­to­nía de la ter­ce­ra tem­po­ra­da de “Es­pías del Amor”, de Chi­le­vi­sión, nos de­mos­tró que el chi­leno no apren­de... No im­por­ta cuán­tos casos le mues­tren por de­lan­te, a va­rios com­pa­trio­tas los ha­cen “ci­ber­cor­nu­dos”.

Con­ver­sa­mos con los ani­ma­do­res del es­pa­cio, Mar­ce­lo Aris­men­di y An­drés Alem­par­te, pa­ra en­ten­der el fe­nó­meno y ca­char al­gu­nos con­se­jos pa­ra que no lo ha­gan gil on­li­ne.

- ¿Por qué el chi­leno si­gue ca­yen­do? ¿La gen­te es­tá muy so­la?

- M.A.: Yo creo que es al­go que se ha man­te­ni­do des­de que co­men­za­mos con el pro­gra­ma. Cuan­do uno ter­mi­na una re­la­ción, que­da muy vul­ne­ra­ble. Y esa vul­ne­ra­bil­diad es apro­ve­cha­da por otros al otro la­do de la red, que real­men­te ha­cen es­tas es­ta­fas del co­ra­zón. La la­ta de to­do es­to, es que las per­so­nas a ve­ces no mi­den que es­te jue­go que es­tán ha­cien­do se pue­de con­ver­tir en una pe­na gigantesca pa­ra la otra per­so­na.

- A.A.: Creo que va a pa­sar siem­pre, no só­lo en los chi­le­nos, el ser hu­mano en sí bus­ca el afec­to en to­dos la­dos. To­do lo que uno ha­ce en la vi­da es pa­ra ge­ne­rar la ve­nia del res­to, ser que­ri­do y sen­tir una es­ti­ma. La gen­te que no lo lo­gra en su diario vi­vir, tra­ta de bus­car­lo con otros mé­to­dos, y mu­chas ve­ces las re­des so­cia­les son lo más fá­cil, ya que es al­go ins­tan­tá­neo. No te juz­ga por tu ima­gen, pue­des ser la per­so­na que real­men­te quie­ras, in­ven­tar­te un per­so­na­je, sa­car una fo­to de Goo­gle...

- ¿Có­mo en­ten­de­mos que se “po­lo­lea” sin ha­ber­se vis­to ja­más?

- M: Siem­pre he­mos si­do ma­ja­de­ros con de­cir que cuan­do la gen­te se co­no­ce por in­ter­net, o se em­pie­za a en­tu­sias­mar con al­go, lo ideal es ver­se lo an­tes posible. Si la per­so­na al otro la­do de la web em­pie­za a pe­dir pla­ta, es ra­ro. Si se en­fer­ma de un ra­to pa­ra otro con al­go gra­ve o ter­mi­nal, tam­bién es ex­tra­ño.

-¿Qué con­se­jos le pue­den dar a la ba­rra que no se ma­ne­ja en el pe­cé pa­ra no llo­rar por ci­be­ra­mo­res?

A: Pri­me­ro que to­do, oja­lá po­der re­ca­bar la ma­yor can­ti­dad de in­for­ma­ción posible so­bre la per­so­na, pa­ra sa­ber bien con quién es­tás ha­blan­do. Y se­gun­do, si em­pie­zan a ha­blar to­dos los días, oja­lá pa­ra la otra se­ma­na pue­dan te­ner una co­mu­ni­ca­ción a tra­vés de una vi­deo­cá­ma­ra o un fa­ce­book li­ve. Hoy es­tá to­da la tec­no­lo­gía pa­ra po­der ver­se, y eso es lo que re­co­mien­do a las per­so­nas. Que lo­gren que si el ga­llo vi­ve en Ari­ca y tú en San­tia­go, no im­por­ta, tra­ta de ha­cer una vi­deo­con­fe­ren­cia. Si te di­ce que no, que la cá­ma­ra es­tá ma­la, siem­pre se pue­de. Si real­men­te es­tás enamo­ra­do, vas a ir a un ci­ber­ca­fe o te con­se­gui­rás un ce­lu­lar con cá­ma­ra. Sino, te es­tán eva­dien­do, tra­ta de sa­lir de ahí por­que lo más pro­ba­ble es que sea una mentira.

M: Lo fun­da­men­tal es ha­cer­le ca­so a es­te tip: cuan­do la gen­te es­tá en una re­la­ción por in­ter­net, tie­nen que ver­se a tra­vés de una video cá­ma­ra. Hoy en día, to­dos te­ne­mos te­lé­fo­nos con cá­ma­ra, es ex­tra­ño si no ocu­rre así. Creo que es un re­qui­si­to fun­da­men­tal pa­ra que no si­gan ca­yen­do.

- ¿Qué si­tios o apli­ca­cio­nes pue­den ayu­dar a po­ner lu­pa en el enamo­rad@?

A: No pue­do dar mu­chos

da­tos, pe­ro es­tá la pá­gi­na Chi­le.Ru­ti­fi­ca­dor.com, don­de po­nes el nom­bre com­ple­to o el rut, si po­nes el rut, pue­des lle­gar al nom­bre com­ple­to o el nom­bre y te sa­le el rut, así ves si la per­so­na exis­te. Y Goo­gle Ima­ge es bueno, pue­des su­bir cual­quier fo­to y si fue sa­ca­da de otra pá­gi­na de Goo­gle, te arro­ja­rá una coin­ci­den­cia, y pue­des lle­gar a la fuen­te, que es lo que nos ha pa­sa­do.

M: El más bá­si­co de to­dos es goo­glear a la per­so­na, si lo ha­cen has­ta en los tra­ba­jos cuan­do van a con­tra­tar a al­guien. Co­lo­car las fotos en Goo­gle es sú­per sim­ple o en cual­quier bus­ca­dor de ese ti­po, esa es la par­ti­da de cual­quier in­ves­ti­ga­ción. Y des­pués em­pe­zar a com­pa­rar có­mo se com­por­ta en las re­des so­cia­les, es un te­ma, pue­de que es­ta per­so­na ten­ga esa fo­to aso­cia­da a mu­chos per­fi­les y ahí es­tá la par­te im­por­tan­te de po­der com­pa­rar da­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.